Qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis

18 julio, 2020 at 11:00

Nos ha pasado a todos. Has quedado con amigos y estás hablando animadamente con ellos mientras te tomas una copa y picas cualquier cosa y, de repente, tienes las axilas y la frente perlada de sudor. Ya sea por hiperhidrosis o porque transpires cada vez que comes, saber de antemano qué alimentos te hacen sudar te evitará apuros y momentos vergonzosos. Por ello, queremos indicarte aquellos alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis.

Pero ¿por qué ciertos alimentos nos hacen sudar? El motivo principal es que ciertas sustancias desencadenan un efecto termogénico en el cuerpo. Esto quiere decir que, cuando se va descomponiendo la comida en el estómago, cierta parte se libera como calor durante la digestión. Si tienes digestiones pesadas y a tu cuerpo le cuesta más digerir ciertos alimentos, aumenta el efecto termogénico. Y ya sabes, cuando la temperatura del cuerpo aumenta, se activa un mecanismo de autorregulación para enfriarlo que siempre viene acompañado de sudor.

7 alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis

Es importante ser consciente de que podemos sudar durante y después de las comidas. Por eso, conocer qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis adquiere gran importancia para controlar el sudor. A continuación, os indicamos siete tipos de alimentos que favorecen la sudoración.

1. Sal

Al ingerir alimentos con alto contenido en sodio, el cuerpo se ve obligado a eliminar este exceso en forma de orina y sudor. Si tiendes a sudar excesivamente, comer alimentos salados solo agravará el problema. Para evitar esta situación, evita productos como carnes curadas, aderezos para ensaladas, tocino, sopa instantánea, patatas fritas, nueces asadas y la mayoría de los alimentos en lata, incluidas las verduras en conserva.

2. Alimentos grasos y procesados

Los alimentos procesados suelen carecer de fibra y las enzimas necesarias para su correcta digestión. Si además contienen un alto contenido de grasa, nuestro cuerpo tendrá que esforzarse al máximo para procesarlos, dificultando aún más la digestión.

Cada vez que nuestro cuerpo tiene dificultades para digerir después de las comidas, aumenta la transpiración. Para evitar momentos incómodos acompañados de un exceso de sudor, lo mejor es abstenerse de comer alimentos grasos o procesados como frituras, comida rápida, galletas, margarina, pan, bocadillos salados, preparados congelados o aptos para microondas.

3. Cafeína

Beber café por la mañana es una excelente manera para despertarnos, pero ¿qué más nos aporta? Cuando esa dosis de cafeína activa el sistema nervioso central, también aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial. Como consecuencia, el cuerpo simula una respuesta de estrés o lucha, activando las glándulas sudoríparas.

Además, al tomar el café caliente, se incrementa la temperatura interna del cuerpo, lo que hace que sudemos un poco más. Para evitar este efecto, es aconsejable limitar el consumo de café, té negro y verde, bebidas energéticas, refrescos y todo tipo de bebidas con cafeína.

4. Bebidas alcohólicas

El exceso de alcohol sobrecalienta el cuerpo, incrementa la frecuencia cardíaca y la temperatura interna. La reacción natural para enfriar el sistema y restablecer el equilibrio es comenzar a sudar. Una vez que comienza el proceso, continúa hasta que el termómetro interno del cuerpo se normaliza. Si seguimos ingiriendo alcohol, el proceso de termorregulación natural del cuerpo seguirá estando activo.

5. Comidas picantes

El curry, las alitas especiadas o el wasabi son algunos de los alimentos picantes que pueden provocar una transpiración profusa. En general, todos ellos tienen en común la capsaicina, un compuesto activo que crea una sensación de ardor al entrar en contacto con el tejido.

Al comer alimentos picantes, la capsaicina engaña los nervios que hacen que tu cuerpo se sienta más caliente. Esto conlleva la activación de las glándulas sudoríparas para regular la temperatura. Por lo tanto, cualquier plato picante es uno de los alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis.

6. Carbohidratos y alimentos con alto contenido en azúcar

La pasta, el pan, las patatas y el helado conforman parte de los alimentos que conocemos como reconfortantes. Sin embargo, nos hacen más mal que bien cuando los comemos y tenemos problemas de sudor.

Todo alimento rico en carbohidratos y azúcar producen un efecto térmico significativo al ser ingeridos pues son más difíciles de descomponer. Además, los alimentos con alto contenido de azúcar pueden causar picos de insulina que pueden provocar una sudoración intensa.

7. Alimentos ricos en proteínas

Si bien los alimentos ricos en proteínas tienen beneficios para la salud, también tienen un efecto térmico significativo al ingerirse. El motivo es que ceden parte de su energía en forma de calor.

Cuando comes muchas proteínas, tu cuerpo las descompone formando urea como subproducto. A medida que suben los niveles de urea en el organismo, el cuerpo tiene que deshacerse de ella a través de una sudoración excesiva.

Ya sabes qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis. Aun así, recuerda que puedes mantener controlado tu sudor empleando un buen antitranspirante como Perspirex.

Causas del sudor excesivo en niños

3 julio, 2020 at 18:00

El sudor excesivo en niños puede afectar a cualquier parte de su cuerpo. No obstante, existen zonas especialmente sensibles. La cabeza, las axilas, las manos y los pies suelen ser las zonas más afectadas.

A menudo, el sudor interacciona con las bacterias de la piel y provoca el mal olor característico de las axilas o los pies. Muchos niños pequeños pueden tener las manos sudorosas a todas horas o sufrir el mal olor de sus pies y zapatos como consecuencia del sudor.

Cuándo es preocupante el sudor excesivo en niños

Hay que tener en cuenta que el mecanismo del sudor en el ser humano no funciona perfectamente hasta pasados los cinco años. Mientras, es normal que los pequeños tengan más dificultades para librarse del calor. Las glándulas sudoríparas aun no funcionan al 100% y, por ello, su temperatura corporal puede aumentar hasta cinco veces más rápido que la de un individuo adulto.

Debido a esta condición, es relativamente normal que el niño sea más sensible al sudor,  cuando hace ejercicio, está demasiado abrigado o el entorno ambiental es muy cálido. Por esta razón se recomienda que la habitación de nuestros hijos no sobrepase los 20°C durante el día y los 18°C de noche.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, el sudor excesivo en niños no está justificado. Los pequeños padecen el exceso de humedad sin que parezca haber una causa aparente. Es el momento de barajar la posibilidad de padecer hiperhidrosis.

Qué es la hiperhidrosis

La hiperhidrosis afecta más comúnmente a niños, adolescentes y adultos jóvenes. Su inicio puede ocurrir a cualquier edad y etapa de desarrollo. El aumento de la sudoración puede ser provocado por ciertas causas como la ansiedad, los alimentos picantes, la cafeína, el ejercicio, la temperatura ambiental o la fiebre.

A pesar de estas cuestiones, es posible que los padres no puedan identificar un desencadenante específico del sudor excesivo en niños. En estos casos, es recomendable consultar al médico, sobre todo si piensa que la cantidad de sudor que su hijo produce es mucho mayor que la imprescindible para mantener el cuerpo a una temperatura constante.

En general, la hiperhidrosis se debe al funcionamiento de unas glándulas sudoríparas demasiado activas. La hiperhidrosis generalizada es causada con mayor frecuencia por una afección médica como:

  • Una infección.
  • Una enfermedad crónica.
  • Un trastorno que altera el equilibrio natural hormonal.

La hiperhidrosis focal (el sudor excesivo en niños que se localiza en una parte concreta del cuerpo), es causada por un problema en el sistema nervioso simpático. El sistema nervioso simpático controla muchas funciones automáticas del cuerpo, incluida la sudoración.

Este problema puede deberse en parte a cuestiones genéticas. Lo cierto es que casi el 40% de los pequeños que lo padecen suelen tener algún familiar con hiperhidrosis. En cualquier caso, cuando se perciba que el sudor excesivo en niños es muy constante, persistente y sin causa aparente, es conveniente que se consulte con el pediatra.

Qué hacer si un niño suda demasiado

El sudor excesivo en niños puede conllevar situaciones que acaben por afectar a la autoestima del pequeño. Es importante que se tomen algunas medidas para ayudar a tu hijo a controlar el exceso de sudor de la mejor manera posible.

  • Rutina de higiene. Tu hijo debe tomar, al menos, una ducha al día para librarse de los rastros de la sudoración.
  • Uso de telas naturales. El algodón y el lino son más recomendables a la hora de vestir. Estos tejidos transpiran mejor. Por el contrario, la ropa sintética estimula la sudoración y provoca más olor. A la hora de elegir los zapatos, el pie estará más fresco con calzado de cuero y calcetines de algodón.
  • Mudarse de prendas. Echa la ropa a la lavadora en cuanto haya sido utilizada. Lo más recomendable ante el sudor excesivo en niños es que los pequeños se cambien de vestimenta dos o tres veces al día.
  • Cuidado con la obesidad. El sobrepeso va de la mano del sudor. Si tu hijo ya tiene problemas con la sudoración es esencial que se mantenga dentro del peso indicado para su talla y edad. De este modo, no añadirás al niño más factores de riesgo.
  • Ojo con la alimentación. Ciertas comidas pueden sobre estimular la actividad de las glándulas sudoríparas. Es el caso de aquellos platos elaborados con especias picantes o las bebidas ricas en cafeína. Sin embargo, otros alimentos como las frutas y verduras poseen cualidades que benefician en el caso de sudor excesivo en niños. Estos productos, además de hidratar, ayudan contra el mal olor corporal.
  • Evitar el estrés. En muchas ocasiones, la producción de las glándulas sudoríparas se dispara por cuestiones relacionadas con la ansiedad. Un niño estresado es más propenso al sudor excesivo. Ayuda a tu hijo enseñándole técnicas de relajación o el manejo de herramientas que le permitan controlar sus emociones.

En determinadas ocasiones el sudor excesivo en niños es tan pronunciado que no basta con estos consejos. En estos casos puedes probar con productos especialmente ideados para combatir la hiperhidrosis. Pero antes de llegar a opciones extremas, como el uso de bótox o la intervención quirúrgica, puedes probar con Perspirex. Este antitranspirante resulta tan eficaz que basta una aplicación cada 4 o 5 días para librarse del sudor. Eso sí, no olvides consultarlo primero con tu pediatra.

Causas de los sudores nocturnos en hombres

29 junio, 2020 at 12:00

causas sudores nocturnos en hombres

Los sudores nocturnos son episodios de sudoración excesiva nocturna que pueden llegar a empapar de sudor el pijama y las sábanas. Si bien se tiende a asociar este exceso de sudor por la noche con los desequilibrios hormonales en las mujeres, los sudores nocturnos en hombres pueden ocurrir con la misma frecuencia.

Causas de la sudoración excesiva en los pies

19 junio, 2020 at 12:00

sudoración excesiva en los pies

El hecho de que de vez en cuando te suden las extremidades es completamente normal. Sin embargo, la sudoración excesiva en los pies podría indicar que padeces hiperhidrosis. Los pies sudorosos también pueden provocar otros síntomas problemáticos como malos olores, hongos en las uñas y pie de atleta.