7 curiosidades del sudor que desconocías

1 abril, 2020 at 16:54

hombre mirando a camara y sudando

El sudor es la forma de transpiración habitual del cuerpo para regular la temperatura. Todos transpiramos, por eso nunca está de más descubrir las curiosidades del sudor. De esta forma, conoceremos más a fondo nuestro organismo y evitaremos creernos ciertos bulos.

El sudor, además de ayudar al cuerpo a regular su temperatura, evita que nos deshidratemos. Por lógica, cuanto más acalorados nos encontremos, más cantidad de sudor liberaremos. El sudor desaparecerá cuando el organismo recupere su equilibrio térmico.

La composición del sudor prácticamente es agua. De hecho, el 95% de la composición de la transpiración es H2O acompañada por electrolitos y ácido urocánico. Los electrolitos forman parte del factor de hidratación natural de la piel (FHN), lo que permite que la hidratación de este órgano sea la correcta. Por su parte, el ácido urocánico ejerce de filtro frente a la radiación ultravioleta.

Como ves, el sudor es importante para mantener una salud correcta y no solo está ahí para incordiarte a lo largo del día. Mantenerlo a raya facilitará que te sientas mejor contigo mismo a la par que cuidas tu salud.

Curiosidades del sudor

Vista la importancia de la transpiración, llega el momento de centrar en las curiosidades del sudor que desconocías.

1. El sudor no tiene olor

El sudor no huele… pero las personas que sudan si desprenden un olor característico y, en general, desagradable. El mal olor que asociamos con la sudoración se debe a las bacterias presentes en la piel, las cuales se alimentan de pieles muertas y del sudor.

Estos microorganismos, que nos protegen de agentes externos capaces de provocarnos infecciones, digieren el sudor y es en ese proceso cuando aparece el mal olor corporal.

Como a cualquier tipo de bacteria, las colonias de estos microorganismos proliferan en zonas húmedas y calentitas. Por ello, es normal que el mal olor se concentre en axilas, genitales y pies.

2. Hombres y mujeres sudamos por igual

Independientemente del sexo, el ser humano cuenta con el mismo tipo de glándulas sudoríparas. Es decir, segregamos el mismo tipo de sudor. La cantidad de éste depende exclusivamente de cada individuo y su genética, no de si es un hombre o una mujer.

Cuanto mayor sea la masa corporal de la persona, bien por tener músculos muy desarrollados o ser corpulento, necesitará sudar más para refrigerarse. Igualmente, cuanto más ejercicio se realice, mayor será la cantidad de transpiración.

3. Sudar no adelgaza

Existe un mito muy extendido que afirma que al sudar se elimina grasa corporal. Sin embargo, sudar lípidos es imposible. El sudor se compone de agua, sales minerales, urea y lactato. Nunca grasas.

4. El sudor no mancha

El sudor, por sí mismo, es incoloro. Las manchas que apreciamos en la ropa no son más que el resultado de la reacción del sudor con las bacterias de la piel y los desodorantes o demás productos de higiene empleados en dichas áreas del cuerpo.

5. Transpiración y feromonas

Otro de los grandes mitos relacionados con el sudor es el que hace referencia a la presencia de feromonas en la transpiración. Estas pequeñas sustancias tienen la capacidad de influir en el comportamiento de los que nos rodean, incluyendo el sentimiento de miedo o la atracción sexual.

Sudar no nos convierte en más atractivas hacia otras personas, tenga o no éste feromonas. De hecho, aún no hemos sido capaces de detectar la primera feromona humana, solo de animales. Por lo que sudar no nos hace más atractivos.

6. Al alcanzar la tercera edad se suda menos

Al ir cumpliendo años, nuestras glándulas sudoríparas también envejecen y ralentizan su funcionamiento. Como consecuencia nuestro cuerpo genera un menor enfriamiento y sudamos bastante menos.

7. La transpiración no elimina el alcohol ingerido

Al consumir el alcohol, el cuerpo lo metaboliza en el hígado y se elimina por vía renal. En el sudor ni siquiera se detectan trazas del alcohol que haya podido consumir un individuo.

La única relación plausible entre el alcohol y la transpiración es que, al beber, algunas personas tienden a sudar algo más de lo normal.

Estas son las 7 curiosidades del sudor que más llamarán tu atención. Sin embargo, no son las únicas. ¿Te animas a contarnos alguna que sepas que se nos haya pasado mencionar? Y, recuerda, para controlar la sudoración, no hay nada mejor que un buen antitranspirante como Perspirex.