Sudor hombres vs. mujeres

22 diciembre, 2020 at 10:00

La transpiración es un proceso común tanto en hombres como en mujeres. Este preciso mecanismo permite mantener una temperatura corporal constante, activándose en momentos en los que hace más calor, al llevar exceso de abrigo, y también en situaciones de estrés. Afecta a niños y adultos de todas las edades, y por supuesto el sudor no entiende de sexo.

Cuando aumenta la temperatura del cuerpo, el cerebro envía una señal a los receptores de las más de 3 millones de glándulas sudoríparas que existen en la piel. Al liberarse el sudor, este se evapora con el calor corporal, refrescándose en cuestión de segundos para mantener un equilibrio adecuado.

Este proceso ocurre por igual tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, hay algunas diferencias entre la producción de sudor masculino y el sudor femenino. ¿Sabrías decir cuáles son?

¿Existen diferencias entre la sudoración de hombres y mujeres?

Ante una temperatura ambiental más elevada, o en la práctica de ejercicio físico, los hombres comienzan a sudar antes que las mujeres. El mecanismo de sudoración masculino es más eficaz que el de ellas, sumándose también una producción de sudor mayor en el hombre.

Aunque la respuesta al calor y al estrés en forma de sudor no entiende de género, y la hiperhidrosis puede afectar tanto a hombres como a mujeres por igual, cuando se trata de analizar casos concretos, por lo general los hombres sudan antes y en mayor cantidad que las mujeres.

Este mecanismo se activa a partir de la adolescencia, y no afecta a los menores según su género, por lo que estaría estrechamente relacionado con la producción de determinadas hormonas que son diferentes en el sexo femenino y el masculino

¿Por qué los hombres sudan más?

Los datos recopilados en un estudio experimental llevado a cabo en el Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad Internacional de Osaka demuestran que los hombres tienen un sistema de transpiración más eficiente que las mujeres. Al aumentar el nivel de esfuerzo físico, ellos sudan en mayor medida.

En este estudio se experimentó con 37 voluntarios que pedalearon en bicicleta durante una hora en un ambiente con temperatura controlada. Entre estos voluntarios participaron tanto hombres como mujeres entrenados y no entrenados, dividiéndose en 4 grupos control.

Midiendo el ritmo de sudoración se demostró que ellos sudaban en mayor medida que las mujeres. Según estos datos, el sexo femenino podría estar en desventaja al realizar pruebas físicas bajo condiciones de altas temperatura, ya que sus cuerpos no consiguen termoregularse con la misma efectividad que en los varones.

Diferencias entre el sudor en hombres y en mujeres

Además del mecanismo de activación de la sudoración, hay otras notables viariaciones en la forma que tienen de sudar los hombres y las mujeres. Un estudio científico llevado a cabo en el Centro de Investigaciones de Ergonomía del Medio Ambiente, de la Universidad de Loughborough en Reino Unido, diferencia algunas zonas corporales en las que los hombres tienen una mayor concentración de glándulas sudoríparas en comparación al cuerpo femenino.

En la elaboración de un ‘body mapping’, o mapa corporal, se encontraron grandes diferencias a la hora de producir un mayor calor metabólico en los hombres en comparación a las mujeres debido a la masa corporal que estos presentan. Por lo general, la transpiración en el hombre se distribuye más equitativamente a lo largo de todo el torso, mientras que en la mujer se concentra sobre todo en brazos, manos y pies, lo que representaría una menor superficie.

Hiperhidrosis primaria en hombres y mujeres

La hiperhidrosis, o sudoración excesiva en ausencia de estímulos como el calor o la práctica de ejercicio físico, puede afectar de similar forma tanto a hombres como a mujeres. Conocida como hiperhidrosis primaria, cuando este exceso de sudor se produce sin causa identificable, provoca el mismo problema en ambos sexos.

No obstante, la manifestación de la hiperhidrosis en hombres y mujeres se produce de diferentes maneras. Esta se ve influenciada en la cantidad de glándulas sudoríparas, la distribución de estas por toda la superficie de la piel, y la acción de las hormonas femeninas y masculinas.

Se estima que en casos de hiperhidrosis, los hombres llegan a producir hasta un 50% más de sudor que ellas. Sin embargo, en las mujeres, las glándulas sudoríparas se encuentran en mayor densidad, y aunque producen menos sudor, la cantidad total podría equipararse.

En el caso de los hombres, la mayor concentración de testosterona podría influir en la sudoración, lo que explicaría que esta aumentase en la mujer durante la etapa de la menopausia, cuando el nivel de hormonas femeninas disminuye drásticamente.

Factores que afectan a la sudoración femenina

La sudoración en la mujer se ve estrechamente afectada por factores hormonales. En determinadas etapas como son el embarazo y la menopausia, cuando se produce un cambio hormonal importante en la mujer, el patrón de sudoración se ve alterado.

A lo largo del ciclo menstrual de la mujer, las variaciones de la temperatura que se dan en cada etapa afecta a la producción de sudor. Por lo general, las chicas sudan más entre el día 15 y 28 de su ciclo, cuando la temperatura corporal aumenta alrededor de 0,4ºC.

Si bien la hiperhidrosis afecta por igual a hombres y mujeres, son ellas las que suelen interesarse más en la búsqueda de soluciones para controlar la sudoración excesiva. La transpiración puede ocasionar problemas relacionados con la estética, provocando manchas de humedad en la ropa que preocupa más a las mujeres, aunque cada vez a más hombres jóvenes y mayores.

Problemas de sudor en hombres y mujeres: una misma solución

Los problemas de sudor en hombres y mujeres tienen características en común y también muy diferentes. No obstante, la solución al problema de sudor excesivo es unisex. El uso de los antitranspirantes Perspirex ayuda a controlar la producción de sudor, adaptándose a las diferentes zonas del cuerpo dónde se concentran mayor cantidad de glándulas sudoríparas.

Los antitranspirantes de Perspirex a base de cloruro de aluminio no tienen fragancia, por lo que pueden usarse indistintamente en hombres y en mujeres. Tanto su formato de antitranspirante en roll-on para axilas, como la loción para pies de rápida absorción, presentan una alta eficacia en ambos sexos.

Encuentra el producto de Perspirex que mejor se adapta a tus necesidades, y controla tu problema de sudoración excesiva sin importar tu sexo, edad, o actividad física que realices.

Diferencias de sudor de la axila derecha a la izquierda

15 diciembre, 2020 at 10:00

La sudoración es un mecanismo a través del cuál el cuerpo libera calor para mantenerse fresco a una temperatura adecuada. También conocido como transpiración, consiste en la expulsión de un líquido salado a través de las glándulas sudoríparas de la piel, que se concentran en mayor cantidad en determinadas zonas como son las axilas.

Aunque el mecanismo termorregulador del cuerpo funciona con suma eficacia, la liberación de sudor no es siempre homogénea. Existen algunas diferentes de sudor de la axila derecha a la izquierda, que resultan bastante curiosas para aquellos que consiguen detectarlas.

¿Te has detenido alguna vez a analizar si tienes una axila que suda más que la otra? ¿Has notado que el sudor de la axila izquierda es más fuerte que el de la derecha? Todo tiene su explicación científica, y te sorprenderá bastante.

¿Hay diferencias en el sudor de la axila derecha y la izquierda?

El sudor es un fluido corporal rico en minerales que es secretado por las glándulas sudoríparas para regular la temperatura corporal. Cuando esta se eleva, se activa el mecanismo de sudoración, que a través de la evaporación del sudor consigue una reducción de la temperatura.

Además de esta, el sudor tiene la función de eliminar toxinas del organismo. Junto con las sales minerales, en el líquido del sudor están disueltas varias sustancias orgánicas como el lactato y la urea, que al contacto con el exterior pueden producir un olor característico.

El mecanismo de producción de sudor está regulado principalmente por el sistema nervioso simpático. Funciona de manera autónoma, y no se puede controlar, activándose sobre todo cuando el cuerpo alcanza cierta temperatura o ante situaciones de estrés.

Aunque no es normal que ocurra, a veces una persona puede sudar más en un lado de su cuerpo que en otro, sin que esto conlleve ningún problema de salud. Este mecanismo no siempre funciona perfectamente, y principalmente las diferencias de sudor de la axila derecha a la izquierda se pueden deber a una distribución irregular de la cantidad de glándulas sudoríparas en la piel.

¿Puede sudar una axila más que la otra?

Sudar más en una axila que en la otra no es algo muy frecuente, aunque tampoco es imposible. Conocida como hiperhidrosis unilateral, hay personas que sudan más en un lado de su cuerpo que en otro, afectando sobre todo al sudor en las axilas, que es donde se concentra una mayor cantidad de glándulas sudoríparas.

De la misma forma que ocurre en las axilas, es posible que hayas otras zonas del cuerpo afectadas de hiperhidrosis. Esto se debe a que las glándulas sudoríparas de dicha zona son más sensibles a los impulsos nerviosos, activándose más fácilmente y produciendo más sudor.

Para poder controlar la hiperhidrosis que afecta más a una axila que a otra, el uso de antitranspirantes Perspirex en formato roll-on puede ser una buena solución. De esta forma se equilibra la cantidad de sudor que producen ambas axilas

Solo en algunos casos aislados, cuando una axila suda más que la otra, podría tener algún tipo de causa orgánica. Para descartar problemas de salud es necesarios acudir a un médico, realizando el diagnóstico diferencial oportuno.

¿Por qué huele más la axila izquierda?

Además de la cantidad excretada, una de las diferencias de sudor de la axila derecha a la izquierda que más llama la atención es el diferente olor que desprende cada una. Si bien lo habitual es que el olor sea el mismo en las dos, hay veces que la axila izquierda huele más que la derecha. ¿Es esto normal?

Lo cierto es que sí, es normal, y tiene una explicación científica. Esta diferencia en la intensidad de olor se debe a la liberación de toxinas que pasan a formar parte del sudor.

Para deshacerse de las toxinas, el sistema linfático de nuestro organismo las retira de la sangre y los tejidos, llevándolas hasta la glándulas sudoríparas que las expulsan al exterior. Este sistema se divide en dos áreas separadas, las cuáles tienen una extensión muy desigual.

Mientras que por la axila derecha se eliminan las toxinas que han sido drenadas del lado derecho de la cabeza y el cuello, el brazo derecho y al cuadrante superior derecho, la axila izquierda se encargar de la parte izquierda equivalente, además de la parte inferior del tronco y ambas piernas.

Este reparto tan desigual hace que la axila izquierda acumule y drene una mayor cantidad de toxinas y residuos, por lo que el sudor podría oler peor, incluso procurando la misma higiene en ambos lados.

Menopausia y cambios en la sudoración

Con la llegada de la menopausia, muchas mujeres sufren de cambios en la sudoración que puede afectar tanto a la cantidad excretada como al olor del propio sudor. La aparición de síntomas como los sofocos y la ansiedad suele ir acompañada de hiperhidrosis y sudores nocturnos provocados principalmente por el cambio hormonal.

Algunas mujeres pueden notar en la primera etapa de la menopausia ciertas diferencias de sudor de la axila derecha a la izquierda. Hay quién puede sudar más en el lado derecho que en el izquierdo, y viceversa, y también notar que una axila tiene peor olor que la otra.

Extremar la higiene corporal, controlar la dieta, así como mantener la calma ante situaciones de estrés, son algunas de las pautas a seguir cuando una mujer sufre de hiperhidrosis en la menopausia. Tanto para el día como para evitar los sudores nocturnos propios de la menopausia, los antitranspirantes de Perspirex son grandes aliados en el control de la cantidad de sudor y el olor que lo acompaña.

Si te preocupa sudar más por una axila que por la otra, o si notas diferencias en el olor que desprende cada una, no eres la única persona a la que le ocurre. Te sorprendería saber que gran parte de la población padece de diferencias de sudor de la axila derecha a la izquierda, con una frecuencia mayor de la que imaginas. ¡No estás solo!

¿Cómo vestirse para evitar el sudor en invierno?

11 noviembre, 2020 at 9:00

La transpiración en invierno es un problema que afecta a gran parte de la población. No usar la ropa adecuada para protegerse del frío puede provocar un exceso de producción de sudor, con sus consecuencias negativas. ¿Sabes cómo vestir correctamente para evitar el sudor en invierno?

Abrigarse en exceso, no usar ropa antisudor adecuada, y sobre todo los cambios de temperatura que se producen al entrar y salir en sitios cerrados o en cualquier medio de transporte, activa el mecanismo de sudoración que a veces juega malas pasadas en el día a día.

Descubre cómo vestirse en invierno para ajustar la temperatura corporal, y los mejores trucos para mantener a raya el sudor en todo momento. ¡También en los meses más fríos del año!

La vestimenta: el mejor aliado para evitar el sudor en invierno

La producción de sudor es el mecanismo que tiene el cuerpo humano para ajustar la temperatura corporal. Encontrarse en un sitio muy cálido, el uso excesivo de ropa de abrigo, e incluso un cambio brusco de temperatura pasando de un lugar frío a otro dónde la calefacción está en funcionamiento, pone en marcha la producción de sudor para liberar el exceso de calor al que se enfrenta el cuerpo.

El problema a la hora de vestir en invierno es el uso de una gran cantidad de prendas que abrigan demasiado, así como las prendas de tejidos sintéticos que no permiten ajustar la temperatura correctamente.

Los tejidos no transpirables son el mayor enemigo del sudor. Tanto en verano como en los meses más fríos del año es preferible recurrir a tejidos naturales que se adaptan mejor a los cambios de temperatura, con el fin de evitar el sudor en invierno y el mal olor que lo acompaña.

¿Qué tejidos usar?

Dejando a un lado los tejidos sintéticos como el poliéster, el rayón y la viscosa, los tejidos naturales son más recomendables para evitar la hiperhidrosis en invierno. La ropa antitranspirante de algodón, lana, franela, y los nuevos tejidos técnicos que mezclan diferentes materiales naturales, son mejores alternativas para abrigarse sin pasar calor.

El algodón es la tela más cómoda para vestir en el día a día. Desde prendas básicas para llevar justo sobre la piel, hasta abrigos y chaquetas para seguir añadiendo más capas si es necesario.

Junto con el algodón, la lana natural o mezclada con otros tejidos es la mejor opción para abrigarse. Es el tejido ideal para vestir en jerséis, pantalones, chaquetas y abrigos, añadiendo más o menos capas según la temperatura exterior.

Tipos de ropa para vestir en invierno

Un error muy común a la hora de vestirse para el frío es usar demasiadas capas de ropa. Conocido como ‘efecto cebolla’, además de resultar bastante incómodo, aumenta la probabilidad de que aparezca el problema del sudor en invierno.

Una alternativa a vestir varias capas es usar prendas térmicas para evitar el sudor en invierno. Tanto para cubrir las piernas como el torso y los brazos, los pantalones, medias térmicas y camisetas de manga larga son altamente eficaces para proteger del frío sin tener que forrarse a capas.

Es recomendable además llevar prendas sueltas y ligeras, que no queden demasiado ajustadas sobre todo en la zona de las axilas. En estas partes del cuerpo dónde hay mayor probabilidad de sudoración excesiva, es importante asegurar la aireación.

Para salir fuera de casa, si hay temperaturas demasiado extremas, el uso de un buen abrigo es más que suficiente. De esta forma es posible quitárselo con un solo gesto al entrar en un lugar más cálido, sin tener que desprenderse de varias capas de ropa.

Cubrir la cabeza y los pies con un buen gorro y un par de botas de invierno también ayuda a mantener alejado el frío. Estas dos son las zonas del cuerpo dónde se produce mayor pérdida de calor. Basta con cubrirlas para no pasar frío en el exterior.

¿Y los colores?

De manera tradicional, los colores preferidos para vestir en invierno son los oscuros. Que nos decantemos por los tonos como el negro, el gris, el azul marino o el marrón tiene una explicación: los colores oscuros atraen y retienen el calor, de forma más efectiva que los tonos claros.

A pesar de que hoy en día las tendencias de moda han cambiado, y cada vez se usa una paleta de colores más amplia para vestir en invierno, en climas muy fríos el color negro sigue siendo el preferido para vestir un buen abrigo.

Escogiendo ropa de abrigo en tonos oscuros, en un día soleado es posible atraer mejor el calor de los rayos del sol, para mantener una temperatura corporal más cálida en el exterior. Debajo del abrigo es posible elegir tonos más claros, a través de prendas ligeras que se adecúen a la temperatura interior del hogar o el lugar de trabajo, controlando más fácilmente el sudor en invierno.

Otros trucos para disimular el sudor en la ropa

Hay ocasiones en las que vestir correctamente para evitar el sudor en invierno no es del todo efectivo. Para esos momentos en los que la hiperhidrosis se puede convertir en un problema incluso en los meses más fríos del año, el uso de antitranspirantes Perspirex ayuda a controlar la humedad y el olor del sudor.

La aplicación del antitranspirante es mucho más efectiva que el desodorante. Perspirex inhibe la liberación del sudor, bloqueando los conductos de las glándulas sudoríparas. Totalmente natural y sin afectar la salud de la piel, evita la sudoración incluso con el exceso de prendas de abrigo.

Junto con el uso de prendas sueltas, colores oscuros y tejidos transpirables, Perspirex es el mejor de los trucos para disimular y evitar el sudor en invierno que tanto molesta cuando mancha la ropa.

¿Cuál es el mejor momento para usar antitranspirante?

4 noviembre, 2020 at 9:00

El antitranspirante se ha convertido en la mejor solución para combatir los problemas de sudoración excesiva. Este producto a veces se confunde con el desodorante, aunque su función no es la misma. La utilidad de usar antitranspirante es la de evitar la traspiración, mientras que el desodorante habitual se limita a controlar el olor.

Los antitranspirantes de Perspirex ejercen su acción directamente sobre las glándulas sudoríparas. El producto forma un tapón gelatinoso bloqueando el conducto sudoríparo de manera temporal, evitando que el sudor llegue a la superficie de la piel.

La piel se mantiene seca y sin el mal olor característico de la sudoración, de una forma natural, sin molestias ni irritaciones, y con una durabilidad de 3 a 5 días.

¿Por qué es mejor aplicar el antitranspirante de noche?

A diferencia de los desodorantes, los antitranspirantes de Perspirex tienen un modo de uso muy concreto. El mejor momento para usar antitranspirante es por la noche, justo antes de ir a dormir. Preferiblemente después de la ducha y con la piel limpia, para que su efecto sea el deseado.

Es por la noche cuando las glándulas sudoríparas disminuyen su actividad. Durante el descanso nocturno, la temperatura corporal baja ligeramente, y la producción de sudor es menor o prácticamente nula.

Este margen de tiempo permite que Perspirex pueda actuar durante toda la noche. El producto penetra en el interior de los conductos sudoríparos, bloqueándolos y alargando al máximo su efectividad cuando se hace una correcta aplicación.

Cómo usar antitranspirante

Usar antitranspirante es muy sencillo. Basta con aplicar una pequeña cantidad de producto cubriendo la zona a tratar. Ya sea en las axilas, manos, pies, o alguna zona concreta del cuerpo, la aplicación debe hacerse justo antes de ir a la cama.

La piel debe estar limpia, seca y totalmente sana. Es imprescindible evitar aplicarlo sobre la piel irritada, con heridas o rozaduras. El producto hará su efecto durante la noche.

A la mañana siguiente se lava la piel con agua y jabón para eliminar los restos de producto que no se hayan absorbido. Si se desea, se puede usar desodorante, aunque este no es necesario, ya que no se producirá transpiración, y no hay riesgo de manchas de humedad o de mal olor.

Otras recomendaciones

Para una actividad óptima, el antitranspirante debe comenzar a aplicarse progresivamente. Si es la primera vez que se usan, los antitranspirantes de Perspirex para axilas, manos, pies y otras zonas se pueden poner cada noche hasta lograr el efecto deseado.

Según el grado de transpiración de cada persona, este proceso puede prolongarse de 3 a 4 días. A partir de ahí, la aplicación se repite de 1 a 3 veces por semana, adaptándola a las necesidades puntuales de la persona.

En el caso de las axilas, tras la depilación es recomendable esperar de 2 a 3 días para reaplicar el producto o comenzar a usarlo. La depilación provoca irritación y pequeñas heridas en la piel, que podrían empeorar tras usar antitranspirante.

La aplicación de desodorante es opcional cuando se emplea el antitranspirante adecuado. Mientras que los desodorantes controlan el olor, con una efectividad de entre 8 a 12 horas, Perspirex antitranspirante bloquea la sudoración, eliminando por completo la humedad y el olor con hasta 5 días de efectividad, hasta que se disuelve el tapón gelatinoso que bloquea cada conducto sudoríparo.

¿Cómo elegir el mejor antitranspirante?

La hiperhidrosis puede darse en cada persona en una o varias zonas del cuerpo concretas. Las más frecuentes son las axilas, las manos y los pies. Aunque también es posible tener exceso de sudor en otras partes del cuerpo como las ingles, e incluso el rostro y el cuero cabelludo.

¿Cuál es el mejor antitranspirante para cada tipo de problema? Perspirex tiene una solución específica según tus necesidades concretas.

Formato roll on

El antitranspirante Perspirex en roll on es perfecto para aplicarlo fácilmente en zonas más delicadas como la piel de las axilas. Este producto tiene una menor concentración de ingredientes activos, ayudando a controlar la sudoración sin irritar la piel.

Para personas que sufren de sudoración severa, Perspirex Strong en formato roll on es aún más eficaz contra el sudor de las axilas.

Formato loción

Para zonas menos delicadas, es posible emplear la loción antitranspirante de Perspirex, mucho más cómoda para manos y pies. En estas zonas, dónde la cantidad de glándulas sudoríparas es mayor y la piel es menos fina, ofrece un efecto más potente para acabar con cualquier problema de hiperhidrosis.

El antitranspirante es un producto muy efectivo para controlar la producción de sudor, limitando el exceso de humedad en la piel y el mal olor. Con una aplicación sencilla, en menos de una semana la diferencia es altamente notoria.

Encuentra el producto Perspirex que mejor se adapta a tus necesidades, y aprovecha las ventajas que te ofrece el mejor antitranspirante del mercado. ¡No tendrás que volver a preocuparte por el sudor!