¿Axilas oscuras? Consejos para evitar un exceso de pigmentación

June 9, 2014

El oscurecimiento de las axilas es más común de lo que podáis imaginar. Se produce tanto en hombres como en mujeres, aunque son estas últimas las que más tendencia tienen a padecerlo, especialmente si tienen la piel morena.

Aunque este oscurecimiento no es peligroso, sí que puede conllevar ciertas connotaciones negativas y provocar sentimientos de vergüenza a la hora de lucir tops sin mangas, camisetas de manga corta, o cuando llega el momento de quedarse en traje de baño.

Los motivos más comunes por los que se produce el oscurecimiento de las axilas son simples y, en la mayoría de los casos, podemos evitarlos:

  1. Depilación. Si sueles rasurarte el vello de las axilas o usar cremas depilatorias, estarás eliminando el pelo a nivel superficial, con lo que cuando vuelva provocará ese ligero oscurecimiento. Si optas por la depilación con cera o luz pulsada, por ejemplo, el vello se elimina de raíz y podrás decir adiós al color oscuro.
  2. Células muertas. En muchas ocasiones, nuestras axilas adquieren un color oscuro debido al exceso de células muertas que albergan. Una sencilla exfoliación eliminará estas células y nos dejará las axilas claras y suaves.
  3. Rozamiento. El uso asiduo de ropa ajustada favorece el roce entre la tela y la piel de las axilas, con lo que el oscurecimiento de la piel está garantizado. Si cambias tus prendas por otras más holgadas y de material que permita una mejor ventilación de la zona, evitarás que las axilas se tornen oscuras.
  4. Factores hereditarios. Si tus padres tienen las axilas oscuras, lo más probable es que tú también termines teniéndolas. Puede deberse a sobrepeso, alguna actividad hormonal específica que provoque la pigmentación o incluso por el uso de píldoras anticonceptivas.
  5. Exceso de sudor. Una sudoración excesiva puede ser también la causante de un exceso de pigmentación de la piel.
  6. Algunos desodorantes y antitranspirantes. Determinados perfumes o alcoholes -presentes en los desodorantes- en contacto con el sol pueden causar  pigmentación de las axilas. Por eso es importante que evitemos la exposición al sol de aquellas zonas en las que hemos aplicado desodorante y que, en el caso de que utilicemos el antitranspirante Perspirex, lo apliquemos sobre la piel bien seca por la noche y lo retiremos a la mañana siguiente lavando bien la zona, para evitar que el producto reaccione con el sol.

Foto en CC: mamaflor