Bikram, el yoga del sudor

June 8, 2011

La mayoría de la gente piensa en el yoga como un ejercicio tranquilo y suave. Es cierto que estilos como el hatha yoga no nos harán sudar la gota gorda, pero, ¿sabías que existe un yoga que es practicado en una sala a 42º y cuyo propósito principal es el de estimular la sudoración?

El bikram yoga es considerado como la más ‘hardcore’ de las disciplinas yóguicas. La primera barrera es lograr acostumbrarse a las condiciones en que se practica: una sala calentada a 42º C y con una humedad en torno al 40%, en la que debemos permanecer durante los 90 minutos de la clase (se desaconseja salir de la misma a menos que se trate de una emergencia). Según sus defensores, la práctica en una sala caliente aporta múltiples beneficios adicionales:

– Permite una mayor flexibilidad.

– Disminuye la tensión de los músculos.

– Minimiza la posibilidad de lesiones.

– Nos ayuda a desarrollar la resistencia al incrementar el ritmo cardiaco.

– Esta aceleración del ritmo cardiaco nos lleva también a aumentar el número de calorías consumidas y favorece la pérdida de peso. Se calcula que en una clase de 90 minutos pueden llegar a quemarse entre 500 y 1250 calorías, teniendo una intensidad comparable a la de disciplinas como el spinning.

Durante estos 90 minutos se practica una serie de dos ejercicios de respiración y 26 posturas, que ponen a prueba nuestra fuerza, equilibro y flexibilidad y trabajan cada uno de los músculos y sistemas del cuerpo. La sala dispone de espejos para poder corregir nuestra alineación y alcanzar una mayor profundidad en las posturas.

El bikram yoga es un estilo relativamente nuevo, “inventado” por Bikram Choudhury en los años 70 a partir de la síntesis de diversas tradiciones. En la actualidad se trata de una disciplina muy popular, con estudios en todas las grandes ciudades del mundo. Famosas como Madonna o Gwyneth Paltrow han contribuido a la “moda” del Bikram yoga en los últimos años.

No hemos encontrado estudios concluyentes sobre si el bikram yoga es o no aconsejable para pacientes con hiperhidrosis, pero no podíamos dejar de incluirlo en este blog a modo de curiosidad. En cualquier caso, os recomendamos hacer uso del sentido común y, si finalmente os animáis a probarlo, beber abundantes líquidos para combatir la deshidratación. ¡Namaste!

[youtube_sc url=http://www.youtube.com/watch?v=maV2InOTsOc]