Causas de los sudores nocturnos en hombres

29 junio, 2020 at 12:00

causas sudores nocturnos en hombres

Los sudores nocturnos son episodios de sudoración excesiva nocturna que pueden llegar a empapar de sudor el pijama y las sábanas. Si bien se tiende a asociar este exceso de sudor por la noche con los desequilibrios hormonales en las mujeres, los sudores nocturnos en hombres pueden ocurrir con la misma frecuencia.

Independientemente del sexo, los sudores nocturnos son perjudiciales para tener una noche de sueño reparador, lo que a su vez puede afectar negativamente a la salud y el bienestar general.

Comprender cuáles son las causas, los síntomas y las posibles soluciones de los sudores nocturnos en hombres te ayudará a garantizar la calidad del sueño noche tras noche.

Causas comunes de los sudores nocturnos en hombres

1. Ansiedad o estrés

La ansiedad y el estrés siempre nos hacen sudar más. Cada persona lo experimenta de una manera diferente, con síntomas más emocionales que físicos, o, viceversa. Algunos de los signos que demostrarían que padeces estrés o ansiedad son:

  • Preocupación, miedo y tensión constantes.
  • Dificultad para concentrarte en otras cosas que no sean la fuente de tu estrés o preocupación.
  • Tienes que esforzarte para dejar de pensar en lo que te preocupa.
  • Sentimiento de temor inexplicable.
  • Dificultad para dormir.
  • Sistema inmunitario debilitado.
  • Sueños turbulentos.
  • Dolores o molestias.
  • Problemas estomacales.
  • Frecuencia cardíaca y respiración rápidas.
  • Mayor irritabilidad.
  • Debilidad o fatiga.
  • Mareos y temblores.

Sin tratamiento, el estrés y la ansiedad pueden tener un gran impacto en la vida diaria. Hablar con un terapeuta a menudo ayuda a lidiar con la fuente de ansiedad y mejorar los síntomas.

2. Enfermedad del reflujo gastroesofágico

Científicamente, se han relacionado los sudores nocturnos en hombres con la enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés). Ocurre cuando el músculo que mantiene cerrado el esófago no funciona correctamente. Al no contraerse de la manera adecuada, el ácido en el estómago puede subir al esófago y causar sensación de ardor y acidez estomacal.

Si notas que te sucede más de una vez por semana, lo más probable es que padezcas de GERD. Puede ocurrirte en cualquier momento del día o la noche. Dentro de los síntomas se incluyen acidez, dolor en el pecho, dificultad al tragar comida o líquido que sube a la garganta (regurgitación), tos, síntomas de asma u otros problemas respiratorios (generalmente con reflujo nocturno) y problemas para dormir.

Si los sudores nocturnos te interrumpen con frecuencia el periodo de sueño y necesitas medicamentos para aliviar la acidez estomacal al menos una o dos veces por semana, te recomendamos consultar con tu médico de confianza para comprobar si tienes o no GERD.

3. Hiperhidrosis

La sudoración ocurre como una respuesta normal frente a las temperaturas cálidas, la actividad física, los nervios y el miedo. Pero a veces, los nervios que activan las glándulas sudoríparas envían señales a estas glándulas incluso cuando no necesitas sudar. A estos casos se les conoce como hiperhidrosis o sudoración excesiva, que puede ser en todo el cuerpo o solo en una o dos áreas específicas.

La hiperhidrosis idiopática es la sudoración excesiva que ocurre sin una razón médica clara. La hiperhidrosis secundaria tiene una causa subyacente, como una afección médica, o puede ser inducida por medicamentos.

4. Ingesta de ciertos medicamentos

Ciertos medicamentos pueden hacer que sea más probable que experimentes sudores nocturnos. Algunos tipos de fármacos relacionados con la sudoración excesiva incluyen antidepresivos, esteroides, analgésicos, antipsicóticos, medicamentos para la diabetes o la terapia hormonal.

Si crees que los sudores nocturnos en hombres están relacionados con algún medicamento que has comenzado a tomar recientemente, indícalo a tu médico. Lo más probable es que con un fármaco alternativo pongas fin al exceso de sudor.

Causas menos comunes de los sudores nocturnos en hombres

Si el exceso de sudor que experimentas de noche no está originado por alguno de los síntomas anteriormente citados, lo más probable es que tu médico deba descartar algunas de las siguientes causas menos comunes.

5. Niveles bajos de testosterona y otras hormonas

Si tus niveles de testosterona son bajos, podrías experimentar sudores nocturnos. A medida que envejecemos, producimos menos cantidad de esta hormona. Pero otros factores, como lesiones, medicamentos, problemas de salud y el abuso de ciertas sustancias, también pueden disminuir la cantidad de testosterona producida.

Otros de los síntomas asociados a niveles bajos de testosterona son la debilidad muscular, la fatiga, disminución de la lívido, disfunción eréctil, disminución de la masa ósea, dificultad para centrarse y recordar cosas y los cambios de humor, incluyendo depresión o mal humor e irritabilidad.

El hipertiroidismo, el síndrome carcinoide o el feocromocitoma son otros trastornos hormonales que pueden causar sudores nocturnos en hombres.

6. Apnea del sueño

Los sudores nocturnos en hombres a veces se relacionan con la apnea del sueño, en la que se deja de respirar puntualmente mientras se duerme. Puede suceder muchas veces a lo largo de la noche, pero si duermes solo o tu pareja no se da cuenta, es probable que no sepas que la padeces.

La apnea del sueño es más común en los hombres, padeciéndola aproximadamente un 25% de la población masculina. Puede desarrollarse cuando el tejido en la garganta bloquea las vías respiratorias (apnea obstructiva del sueño) o cuando se produce un derrame cerebral u otro problema médico que afecta la capacidad del sistema nervioso central (apnea central del sueño).

Además de los sudores nocturnos, la apnea del sueño se asocia con los ronquidos, el cansancio, despertarse muchas veces con síntomas de ahogo o sin aliento, dolor de garganta al despertar, ansiedad e irritabilidad.

7. Infecciones

En ocasiones, las infecciones también pueden desencadenar episodios de sudores nocturnos en hombres. Pueden variar entre infecciones virales leves o graves.

En algunos casos raros, los sudores nocturnos en hombres pueden ser consecuencia de síntomas de algún tipo de cáncer o afecciones neurológicas, incluyendo los derrames cerebrales.

Sea cual sea la causa que te impide dormir bien de noche, consulta con tu médico de confianza para obtener un diagnóstico rápido. Además, para combatir los sudores nocturnos en hombres cuentas con Perspirex, un antitranspirante tan eficaz que basta una aplicación cada 4 o 5 días para mantener el sudor a raya.