Cómo evitar el sudor en una reunión o en una entrevista de trabajo

August 16, 2022

sudor en reunión

Superar con éxito una entrevista o una reunión importante de trabajo que llevas esperando mucho tiempo puede generarte más estrés y, por lo tanto, es mucho más probable que se manifieste el sudor excesivo en tu cuerpo. Es cierto que en estas ocasiones queremos dar la mejor impresión de nosotros mismos, y una gran impresión comienza siempre por una buena imagen personal. Por tanto, si tienes problemas con el sudor y quieres mantenerlo a raya ese día, existen tres consejos claves que te ayudarán a olvidarte de la transpiración.

3 Consejos definitivos para evitar sudar en el trabajo

Si tienes miedo a que tu sudoración excesiva cobre más protagonismo que tú en esa ocasión laboral que no quieres echar a perder, te recomendamos esta serie de consejos para evitar el sudor. Además, aquí te explicamos cómo hablar en público sin nervios ni sudor.

1. Mantén los nervios a raya antes de una reunión o entrevista 

El sudor y el nerviosismo son dos problemas que se retroalimentan, por lo que es fundamental que los días anteriores a una reunión o a una entrevista de trabajo dediques el tiempo suficiente y te concentres, sobre todo, en frenar el estrés y calmar los nervios. Sentirse más alterado de lo normal en este tipo de situaciones es muy frecuente, por lo que es importante intentar reducir los nervios y, así, conseguir controlar el sudor.

  • Practica previamente el deporte que más te guste. Conseguirás liberar tensiones y, así, harás frente al estrés sintiéndote más relajado.
  • Incorpora a tu rutina deportes de relajación como el yoga o pilates. Podrás conectar cuerpo y mente y obtener una sensación de calma.
  • Realiza técnicas de respiración para controlar el estrés y la sudoración. Lograrás una sensación de alivio al instante.
  • Prepara la reunión o entrevista de trabajo previamente y ensaya las veces que sean necesarias. Obtendrás mucha más seguridad y firmeza en tu discurso para ese gran día.
  • Descansa correctamente. Es esencial que duermas las horas recomendadas y que, por supuesto, descanses lo necesario previamente al gran día.

2. Sigue una dieta equilibrada

Si tienes problemas de sudoración excesiva, es crucial que cuides tu dieta y evites ingerir alimentos que te hagan sudar más o puedan causar mal olor, especialmente si has de enfrentarte a una situación importante de trabajo.

La realidad es que hay algunos alimentos que pueden provocar alteraciones en la sudoración, como aquellos que contienen picante, ya que pueden provocar que la temperatura de tu cuerpo incremente y, por lo tanto, que las glándulas sudoríparas se pongan en acción como mecanismo regulador de la temperatura corporal, lo cual aumentará el sudor. En este artículo te contamos cuáles son los alimentos que producen mal olor en el sudor como la cebolla, el ajo, el curry o la col.

Por último, para conseguir alejar al máximo el sudor, has de conseguir mantener una buena hidratación e ingerir agua con frecuencia. Esto ayudará a que la temperatura corporal esté regulada para superar con éxito ese gran día.

3. Utiliza antitranspirante y escoge la ropa correctamente

A la hora de decidir cuál es la imagen con la que quieres impresionar durante un viaje de negocios o una entrevista de trabajo, es tan importante escoger correctamente el look como utilizar el antitranspirante correcto.

De este modo, para controlar el problema del sudor debemos tener en cuenta que es preferible elegir tejidos transpirables, colores oscuros y prendas holgadas. Esto te ayudará a disimular las manchas en las axilas. Además, es recomendable que emplees una camiseta interior con tejido absorbente y aprendas estos 5 consejos definitivos con los que conseguirás evitar las manchas de sudor en la ropa.

Por otro lado, un “compañero” que nunca te dejará tirado es el antitranspirante Perspirex Comfort, el producto ideal para asegurarte de que en ese día el sudor no sea el protagonista. Además, conseguirás estar mucho más relajado sabiendo que no van a salirte manchas de sudor en la ropa. Te recomendamos que apliques el antitranspirante la noche anterior con la piel limpia, seca e intacta (si has de depilarte, hazlo 3 días antes) y te duches como de costumbre al día siguiente para aclarar el exceso de producto. Y ya está: podrás pasar de tres a cinco días sin tener que preocuparte por el sudor. De todos modos, si tienes dudas, te enseñamos cómo usar un antitranspirante.

¡Buena suerte!