Consejos para reuniones de trabajo exitosas

May 13, 2014

Una reunión de trabajo nos exige tenerlo todo bien preparado, desde el tema que vamos a tratar hasta nuestra apariencia personal. Es de suma importancia controlar los nervios y, en consecuencia, los posibles efectos adversos que provocan, como el sudor. Este síntoma puede delatar nuestro estado de ánimo y minar aún más nuestra confianza.

Si queremos que toda reunión de trabajo sea exitosa, tan solo debemos tener en mente una serie de sencillos consejos que nos harán vivir esos momentos de forma mucho más relajada y concentrada en lo que realmente vamos a tratar con clientes, jefes, subordinados, etcétera.

Por norma general, cada vez que escuchamos la palabra reunión de trabajo se nos vienen a la cabeza horas de aburrimiento y tedio, tiempo perdido, sorpresas, expectación… Si realmente deseas que el encuentro laboral sea todo un éxito ten en mente estos puntos:

  1. Planifica de antemano lo que has de tratar en la reunión.
  2. Exige a los asistentes que sean puntuales. Ni tú ni ellos deseáis perder el tiempo.
  3. Cuenta con una agenda con los contenidos.
  4. Acota los temas según tu agenda. En las reuniones de trabajo es muy fácil terminar hablando de algo que nada tenía que ver con los temas prefijados. Si eso ocurre, retoma el mando y vuelve a centrar a los asistentes en lo realmente importante.
  5. No dejes de lado el humor. Es muy importante romper el hielo con las personas reunidas. ¿Se te ocurre algo mejor que un poco de risa para relajar el ambiente?
  6. Evita los monólogos. Las reuniones de trabajo no consisten en ponerse frente a un palco para soltar un discurso. Si buscas respuestas y participación, deja vía libre para que los demás puedan expresarse.
  7. Toma nota de los temas tratados en la reunión. De esta forma, al final de cada sesión, podrás mantener vigente lo tratado y recordárselo a los asistentes.
  8. Cuida tu aspecto. La primera impresión es muy importante en este tipo de encuentros laborales.

Una vez que tengas todo esto claro, sólo queda centrarse en los nervios y ese sudor del que hablábamos al principio. Con los consejos en mente, sólo debemos buscar la ayuda de un aliado perfecto, Perspirex. El empleo de este antitranspirante conseguirá que controles el sudor y te evitará manchas, olores y malestar.

Foto en CC: unajaponesaenjapon.com