Consejos para una primera cita perfecta

November 26, 2014

Estrés cita a ciegas

 

Por fin ha llegado el momento decisivo de la futura pareja: la primera cita. En este primer encuentro a solas todo debe salir a la perfección pues, en caso contrario, lo que debería ser una cita perfecta podría convertirse en un auténtico fracaso. Para que este encuentro crucial termine siendo un éxito total, prestad especial atención a esta serie de consejos.

Ten en mente un plan sencillo y casual. Es decir, quedar a tomar un café, por ejemplo, es mucho más informal que una cena romántica. Este primer encuentro es más aconsejable para tantear el terreno, de un modo menos encorsetado, así que no es mala idea guardarse la cita más seria para cuando conozcamos mejor los gustos de la pareja.

¿Qué me pongo? A no ser que la primera cita tenga lugar en un restaurante de lujo, lo ideal es ir con ropa cómoda. Unos jeans y una camiseta bonita servirán a la perfección para causar buena impresión en este primer encuentro.

El plan no tiene por qué ser fijo. Una vez concertado el sitio donde quedar, todo vale: un paseo por el parque, un rato en una tetería, incluso un restaurante donde picar algo. Para no perder el tiempo decidiendo donde ir, una muy buena idea consiste en conocer dos o tres locales distintos que sugerir. Por supuesto, jamás se deben forzar las cosas. Si la primera cita se encamina por otros derroteros, lo mejor es amoldarse y disfrutar el momento.

No llegues tarde, relájate y déjate llevar. Si forzamos la situación sólo conseguiremos ponernos de los nervios y podríamos meter la pata. Si esto ocurriera, no te agobies, y ríete de ti mismo. La risa es la clave.

Por último, pero no por ello menos importante, debemos contar con un aliado perfecto frente al gran temido efecto secundario de los nervios: el sudor. Para ello os recomendamos el uso puntual de Perspirex Plus, que relegará al olvido esta preocupación, evitando que sudemos en nuestra primera cita perfecta.

Foto en CC: Flickr/Toño Ortiz