¿Cuál es el origen de la expresión “sangre, sudor y lágrimas”?

16 marzo, 2020 at 17:44

sangre, sudor y lágrimas

La expresión “sangre, sudor y lágrimas” es una de las más utilizadas en nuestro lenguaje a diario. Pero pocos saben de dónde proviene. Lo más curioso es que fue Winston Churchill quien empleó estas palabras en su primer discurso como Primer Ministro.

Mencionamos a Churchill porque desde que las dijese en 1940 en el Parlamento Británico, la frase “sangre, sudor y lágrimas” se extendió como la pólvora. De hecho, 80 años después seguimos empleándola cada vez que nos enfrentamos a situaciones duras.

Sin embargo, a pesar de llevarse la fama, este ilustre personaje no fue el primero en pronunciarlas. Hay evidencias en nuestra historia que revelan que, antes de Churchill, “sangre, sudor y lágrimas” fue empleado por:

  • Lord Byron en uno de sus poemas en la obra La Edad de Bronce de 1823.
  • Giuseppe Garibaldi en 1849 en la guerra entre italianos y franceses.
  • Henry James en su obra Las bostonianas de 1885/1886.
  • Theodore Roosevelt en 1897, cuando era secretario de la Marina estadounidense, durante un discurso a los alumnos de la academia naval.

Pero hasta el 13 de mayo de 1940, momento en el que Churchill habló en la Cámara de los Comunes exaltando las bondades y coraje de los soldados del ejército británico durante la II Guerra Mundial, “sangre, sudor y lágrimas” no llegó a la boca de todos.

Lo que realmente dijo el estadista británico fue “I have nothing to offer but blood, toil, tears and sweat”. Es decir, “nada puedo ofrecer salvo sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor”. Se ve que lo del esfuerzo no tenía tanto gancho como el resto y lo hemos relegado al olvido.

Pero ¿se hizo famosa la frase “sangre, sudor y lágrimas” al llegar Churchill a los corazones de los británicos o porque no paraba de emplearla en sus discursos posteriores? Sinceramente, no podemos ofrecer una respuesta clara a esta pregunta.

Qué significa “sangre, sudor y lágrimas”

Cada vez que oímos “sangre, sudor y lágrimas” nos hacemos a la idea que los tiempos vividos no son buenos y que nos espera un camino largo para salir de ellos. Sin embargo, ¿qué quiere decir concretamente esta famosa frase?

Literalmente podemos decir que “sangre, sudor y lágrimas” se refiere a la realización de un trabajo duro y esfuerzo en circunstancias difíciles. Por ello, cada vez que la digamos, será mejor no hacerlo a la ligera y dejarla solo para ocasiones realmente conflictivas.

Y tú, ¿eres de los que dicen cada dos por tres “esto me ha costado sangre, sudor y lágrimas” o prefieres ser algo menos intenso? Pues mantén tu sudor a raya, utiliza Perspirex.