Diccionario del sudor

January 11, 2012

Términos sobre sudoración

Para estar preparados en la lucha contra el sudor, es esencial entender algunos términos básicos sobre el problema. Aquí encontrarás una recopilación de los conceptos más importantes, para que la sudoración no tenga secretos para ti. ¿Echas de menos alguno? ¡Déjanos un comentario y lo incluiremos!

(Para tener más información sobre alguno de los términos, puedes hacer clic sobre los títulos de las entradas)

Anhidrosis

También llamada adiaforesis u oligodrosis, es un trastorno que se caracteriza por la ausencia de sudor. Las personas que tienen este problema no sudan ni siquiera ante estímulos como el estrés, el calor o la actividad física. Como la evaluación del sudor es muy subjetiva, puede pasar desapercibida hasta que un esfuerzo muy intenso o calor extremo no provoca nada de sudoración.

Bromhidrosis

La bromhidrosis, también conocida como osmidrosis, es una afección menos conocida que la hiperhidrosis pero igualmente capaz de afectar gravemente la vida personal, laboral y social de quienes la padecen. Se caracteriza por la presencia de un mal olor corporal fuerte y persistente, que no está relacionado con problemas de higiene ni puede eliminarse como los recursos habituales (perfumes, desodorantes, etc). Su origen está en una disfunción de las glándulas sudoríparas.

Dishidrosis

La dishidrosis es un trastorno dermatológico poco común. Se manifiesta a través de pequeñas ampollas en las manos y pies, acompañadas de una sensación de picor que empeora al contacto con el agua o el jabón. Sus causas no están claras: aunque su nombre proviene de una supuesta relación con la retención del sudor, en la actualidad se cree que influyen factores emocionales como la ansiedad y el estrés.

Glándula sudorípara

Glándula tubular enrollada que se encuentra en la dermis y en la que se ubican las células responsables de la sudoración.

– Glándulas sudoríparas ecrinas: responsables de la sudoración, en el cuerpo humano podemos encontrar entre 3 y 4 millones de ellas. Estas glándulas no se distribuyen por el cuerpo de manera uniforme: la mayoría se concentra en las palmas de las manos, las plantas de los pies, la frente y las axilas.

– Glándulas sudoríparas especiales o apocrinas: se cree que estas glándulas no cumplen ninguna función fisiológica ya que no se encuentran plenamente desarrolladas; originalmente se cree que tenían la misma función que las glándulas odoríferas de ciertos animales. A pesar de este subdesarrollo, son capaces de producir un olor que resulta desagradable para la mayor parte de la gente. Las glándulas sudoríparas apocrinas se ven afectadas por el nivel de hormonas sexuales en la sangre y, en el caso de las mujeres, por el ciclo menstrual.

Glándulas sudoríparas

En la parte más cercana a la superficie de la piel, las glándulas sudoríparas se asemejan a un tubo, mientras que más abajo están enrolladas como un ovillo.

Hidradenitis

La hidradenitis supurativa es una enfermedad crónica que afecta a las glándulas sudoríparas apocrinas (no relacionadas con la regulación de la temperatura corporal) y se considera una forma grave de acné. La hidradenitis se produce cuando las glándulas sudoríparas y los folículos pilosos se obstruyen, sin que se sepa exactamente cuál es su causa. Esta obstrucción da lugar a protuberancias o llagas rojizas y dolorosas, que se localizan en zonas con vello o donde los pliegues de la piel se rozan: axilas, ingles, ano y senos (en el caso de las mujeres).

Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es una disfunción en la que la cantidad de sudor es mucho mayor de la habitual. Algunas personas llegan a sudar cuatro o cinco veces más de lo necesario para mantener la termorregulación. Se estima que la hiperhidrosis primaria afecta a un 1% de la población. Se debe a un fallo de la regulación por el sistema nervioso autónomo, si bien las causas exactas no se conocen bien.

– Hiperhidrosis primaria: no provocada por ninguna enfermedad subyacente. Suele estar localizada en una sola área (axilas, manos, plantas de los pies, frente).

– Hiperhidrosis secundaria: provocada por alguna enfermedad subyacente. Puede ser focal o generalizada a todo el cuerpo.

– Según la zona afectada hablaremos de hiperhidrosis axilar, craneofacial, genital, palmar o plantar.

Pie de atleta

Infección por hongos que puede aparecer asociada a la hiperhidrosis plantar.

Sudamina

La sudamina es una erupción cutánea que se produce cuando el sudor queda retenido en el interior de la dermis en lugar de salir a la superficie a través de las glándulas sudoríparas. Esto se debe a una obstrucción de estas glándulas y parece que está relacionado con el calor, por lo que es más frecuente en verano. Es más común en bebés y niños pequeños, aunque las personas adultas también pueden tener sudamina.

Sudor

Fluido compuesto en su mayor parte por agua junto con sal, otras pequeñas cantidades de minerales, sustancias orgánicas, lactato y urea, que el organismo expulsa por la piel. Este líquido procede de unas glándulas especializadas que se llaman glándulas sudoríparas ecrinas.

Sudoración

La sudoración, o transpiración, es la forma natural que el cuerpo tiene para regular la temperatura. La evaporación del sudor desde la piel tiene un efecto refrigeranteAdemás mediante el sudor se eliminan toxinas y otros productos químicos perjudiciales para el organismo. En condiciones normales la piel está seca, pero cuando la temperatura de la piel alcanza un límite (aproximadamente 30ºC) la piel comienza a expulsar sudor y se humedece.

Sudoración compensatoria: es el efecto secundario más común de la operación de hiperhidrosis (simpatectomía torácica). En estos casos, el sudor se traslada desde manos y axilas hacia tórax, abdomen, espalda, ingles y muslos. Su intensidad es variable, ya que en algunos pacientes no pasa de una simple molestia y en otros llega a afectar seriamente la calidad de vida.