Hábitos que debemos cambiar en invierno

30 enero, 2019 at 12:08

hábitos a cambiar en invierno

Además de modificar nuestro fondo de armario, también debemos cambiar en invierno nuestros hábitos y nuestra alimentación, con alimentos que nos hagan entrar en calor y que nos aporten beneficios nutricionales en esta temporada tan fría.

Te recomendamos llenar la cesta de la compra con verduras de hoja verde como coles, brócoli, espinacas, acelgas y zanahorias, puedes hacer menestras y purés o acompañar cada comida de un caldo o sopa para ayudar a mantener una temperatura corporal adecuada.

Los guisos de legumbres y cocidos son muy típicos de estos meses tan fríos y nos aportan esas calorías extra que necesitamos para sobrellevar el invierno. Pero no comas grandes cantidades porque así no vas a combatir correctamente el frío y te pueden sentar mal.

No te olvides de las frutas como las mandarinas y las naranjas para contribuir a prevenir catarros gracias a su gran aporte de vitamina C. Lo mejor es que te las comas en lugar de hacer zumos, para no perder la pulpa que aporta fibra y demás nutrientes. También puedes añadir al carro membrillos, chirimoyas, uvas, granadas que son de temporada y además de comértelas tras la comida, puedes preparar deliciosos postres, mermeladas o hacer batidos naturales.

Pescados como el besugo y el bacalao que pueden cocinarse de diversas formas y los estofados de ternera y pollo para un buen aporte proteico.

Incorpora en tus platos también jengibre, cebolla y ajo, para reforzar el sistema inmunológico.

Puedes disfrutar algún día de una buena taza de chocolate caliente, es una buena fuente de energía, junto con los lácteos, y el chocolate negro también aporta beneficios y ayuda a reducir el estrés.

Aunque te apetezca menos que en verano, ahora también debes beber suficiente cantidad de líquidos, agua e infusiones son la mejor opción.

Aunque si pretendes adelgazar, no abuses de las legumbres y procura cocinar con menos grasas y con grasas saludables, por ejemplo, no eches chorizo a los guisos.

Procura seguir pasando tiempo al aire libre para adaptarte a los cambios atmosféricos, y practicar deporte, también te ayudará a combatir el frío y a seguir en forma, pero no te olvides de los ejercicios de calentamiento y de los estiramientos para prevenir lesiones.

Vístete en capas para evitar cambios bruscos de temperatura y así ir desprendiéndote de capas conforme lo vayas necesitando. Recuerda que si usas prendas demasiado ceñidas o muy cerradas, transpirarás más de la cuenta. Aunque puedes prevenir el sudor aplicándote el antitranspirante eficaz Perspirex.

Ventila las habitaciones para eliminar microorganismos y malos olores, con 10 minutos al día en invierno es suficiente, y mantén la calefacción constante a unos 21º o 22º.

Modificando estos hábitos pasarás una mejor temporada de frío.

¡Disfruta del invierno!