Hidratación en invierno: infusiones sin cafeína

February 3, 2012

Bebidas sin cafeína

El exceso de sudoración puede provocar deshidratación, por lo que a la hora de convivir con este problema es muy importante mantener un consumo adecuado de líquidos. Durante los meses más fríos, a menudo nos apetece más tomar una bebida caliente en lugar de agua, pero el café y té no están aconsejados para quienes padecen hiperhidrosis puesto que pueden excitar el sistema nervioso y provocar más sudoración. La solución está en recurrir a alguna de estas bebidas sin cafeína, deliciosas y saludables. Para disfrutar al máximo de sus beneficios, es mejor disfrutarlas al natural o recurrir a algún edulcorante en lugar de azúcar.

– La menta y hierbabuena producen infusiones de sabor muy agradable y además sirven para combatir la diarrea, los cólicos y los gases. Para preparar la infusión, se aconseja poner 5 ó 6 hojas frescas en medio libro de agua durante dos minutos, aunque en caso de apuro también podemos recurrir a los sobres de menta poleo.

– La popular manzanilla también ayuda a calmar los problemas de estómago, mientras que la valeriana y la tila son apropiadas si lo que queremos es reducir los niveles de estrés y disfrutar de una buena noche de sueño.

– Para reducir el exceso de sudor, se recomienda consumir a diario en ayunas una infusión de salvia, hecha con 5 cucharadas de hojas hervidas en un litro de agua durante 15 minutos.

– La cola de caballo se encuentra en la mayoría de los herbolarios en forma de sobres. Aunque su contenido en cafeína es nulo, debe consumirse con moderación ya que es un diurético natural.

– El “té rooibos” en realidad no es un té, sino una planta sudafricana llamada “arbusto rojo” en afrikaans. Produce una infusión de color rojizo que tiene un sabor dulce y afrutado de manera natural, sin necesidad de añadir azúcar o miel. Se dice que las madres sudafricanas se lo dan a sus hijos con el biberón. Podemos encontrar hojas de rooibos aromatizadas con una gran variedad de sabores: manzana y caramelo, vainilla o incluso capuccino.

– En las tiendas especializadas podemos encontrar muchos tipos de infusiones a base de frutas: de manzana, piña colada, naranja y jengibre… Para disfrutar de todo su sabor, es mejor comprar las hojas sueltas y preparar la infusión con ayuda de un colador, en lugar de recurrir a sobres.

¿Os gustan las infusiones? ¿Cuáles son vuestras favoritas?