Hidratación y deporte

June 13, 2011

hidratación y deporte


Durante el ejercicio se pierde mucho líquido y es necesaria una frecuente hidratación.  Entre las consecuencias de la falta agua se encuentra la disminución del rendimiento físico y se puede llegar a padecer un cuadro grave debido al golpe de calor. Al sudar excesivamente tendremos una baja en el nivel de potasio, magnesio, al igual que de hierro. Estas carencias producirán en nuestro cuerpo: debilidad muscular, desgano general, apatía, somnolencia, espasmos musculares, calambres, rigidez muscular.

Algunas personas tienen el hábito de hidratarse antes, durante y después del ejercicio solamente con agua. Ahora bien, si se bebe solo agua, el cuerpo tendrá la dificultad para absorberla rápido, ya que tiende a eliminarla rápidamente por orina. De esta manera no reponemos los minerales que se van perdiendo por el sudor. En cambio, si se bebe agua con sales minerales (electrolitos) e hidratos de carbono, el cuerpo se rehidrata mejor y tiende a una mejor recuperación del volumen de sangre.

Los distintos tipos de hidratos de carbono, pueden encontrarse en suplementos nutricionales. Éstos tienen como fin garantizar al deportista una óptima hidratación antes, durante y después del ejercicio intenso.   En los últimos años se han desarrollado diferentes tipos de bebidas, a las cuales se le han adicionado diversos componentes, desde Creatina, hasta Cromo, pasando por Vitaminas, Minerales, Aminoácidos, Hierbas y otras substancias multifuncionales, como Taurina, Gingsen o Guaraná, algunas para desarrollar musculatura, quemar grasas, o para aumentar, tanto la fuerza como la resistencia en quien lo consumen.

Actualmente en relación a ciertos deportes como: ciclismo, esquí de fondo, corredores de fondo, han tenido muy buenos resultados con bebidas ingeridas durante el ejercicio con concentraciones de hidratos de carbono al 8 – 10%. El poder mantener un nivel alto de glucosa en sangre ( a través de estas bebidas ) es una fuente de energía alternativa de los músculos que trabajan y tienden a disminuir sus niveles de glucógeno, retrasando el punto de fatiga casi unos 30 minutos hacia delante.El tipo de hidratos de carbono más conveniente para la hidratación en el deporte resulta de una combinación entre la glucosa, sacarosa, dextrina y maltodextrina.

En cuanto a la frecuencia, está comprobado que es necesario que el atleta durante el entrenamiento o competencia se acostumbre a beber entre 50 a 100cc de líquido por vez y si es posible cada 15 – 20 minutos. Es importante recordar que no debemos guiarnos por la sensación de sed, ya que esta se presenta cuando las células musculares han perdido gran porcentaje de agua.

Fuente: Biomanantial