Hiperhidrosis axilar: consejos y tratamientos

12 junio, 2012 at 10:10

sudor en las axilas

Las axilas son una de las zonas donde la sudoración excesiva es más común; por suerte, la hiperhidrosis axilar es también una de las formas más tratables de este problema. La Sociedad Internacional de Hiperhidrosis recomienda los siguientes tratamientos para el exceso de sudor en las axilas:

  • Antitranspirantes. Al ser una zona particularmente delicada, se recomienda el uso de un producto específico para pieles delicadas, como Perspirex Roll On. Es muy importante seguir cuidadosamente las instrucciones de uso para asegurar la máxima eficacia.
  • Inyecciones de toxina botulínica
  • Tratamiento MiraDry (sólo disponible en Estados Unidos)
  • Cirugía local
  • Simpatectomía torácica (con precaución y sólo como último recurso)

Además de buscar el remedio adecuado para el exceso de sudoración, hay una serie de consejos que podemos poner en práctica para sobrellevar el problema del sudor en las axilas:

  1. La sudoración axilar es especialmente propensa a producir mal olor corporal, debido a la descomposición de las bacterias en la superficie de la piel. Para prevenirlo es necesario extremar la higiene corporal. Se recomienda ducharse dos veces al día (sobre todo si el tiempo es caluroso) y usar un jabón antibacteriano en la zona. Si el problema del olor no mejora, puedes consultar a tu farmacéutico sobre cremas de efecto germicida.
  2. El uso de desodorante perfumado es compatible con los antitranspirantes (consulta a tu médico sobre su uso combinado con otros tratamientos). Para eliminar las marcas que estos productos pueden dejar en la ropa, puedes consultar estos trucos contra las manchas de desodorante.
  3. Moderar el consumo de alimentos como la col, el ajo, la cebolla o eliminar de la dieta las bebidas con cafeína también ayuda a reducir la producción de sudor y a mejorar el olor corporal.
  4. Depilarse las axilas es una buena manera de prevenir el crecimiento de bacterias que dan lugar al mal olor, además de hacer que los antitranspirantes y desodorantes puedan penetrar mejor en la piel. Eso sí, debes dejar un periodo de espera entre el afeitado y el uso de antitranspirantes para no irritar la piel.
  5. Prestar atención a la ropa es muy importante para disimular los antiestéticos cercos de sudor. Es preferible optar por prendas de fibras naturales (sin mezcla de tejidos sintéticos) y por colores neutros que disimulen la sudoración.
  6. Aunque el problema de la sudoración excesiva es de origen físico, la ansiedad y el estrés pueden incrementar la producción de sudor. Las técnicas de relajación pueden ayudarte a manejar la sudoración excesiva de origen emocional.

¿Tienes algún truco para el sudor en las axilas?