Hiperhidrosis palmar: consejos y tratamientos

May 7, 2012

manos cogidas

Dar la mano en una reunión de trabajo, tomar apuntes en clase, manejar aparatos electrónicos… La hiperhidrosis palmar o exceso de sudor en las manos causa muchos inconvenientes en el día a día y puede originar problemas psicológicos como ansiedad o baja autoestima . Por suerte, existe una gran variedad de soluciones para resolver el problema del sudor.

Tratamientos para la hiperhidrosis palmar

Según la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, la hiperhidrosis palmar responde a diferentes tratamientos. En primer lugar, recomendamos probar con antitranspirantes  a base de cloruro de aluminio; existen fórmulas específicamente diseñadas para esta zona que garantizan una mayor efectividad, como Perspirex Loción. Recuerda que debes seguir cuidadosamente el modo de empleo: aplicar el producto por la noche sobre las manos completamente secas, lavar al día siguiente y repetir durante varios días hasta alcanzar el efecto deseado.  Si esta solución no surte el efecto deseado, ha llegado el momento de hacer una visita al dermatólogo, que podrá recomendar y supervisar otros tratamientos como la iontoforensis o el botox.

Recomendaciones para sobrellevar el problema del sudor en las manos

Entre tanto, te dejamos algunas recomendaciones para sobrellevar el problema del sudor en las manos:

  • Mejora tu estilo de vida realizando ejercicio de manera regular, siguiendo una alimentación equilibrada y evitando abusar de la cafeína, el alcohol y las especias picantes. Una dieta adecuada y un cuerpo sano y en forma pueden ayudar a controlar el exceso de sudoración y a sentirnos mejor con nosotros mismos en todos los aspectos.
  • No intentes esconder tu problema a toda costa. Si actúas con naturalidad, lo más probable es que los demás no le den excesiva importancia. Recursos como las afirmaciones positivas pueden ser de gran ayuda a la hora de manejar la hiperhidrosis palmar en situaciones sociales.
  • El exceso de sudor tiene su origen en una disfunción del sistema nervioso autonómo. Existen una serie de técnicas y recursos psicológicos  que podemos emplear para controlar la rama simpática del sistema nervioso y activar la rama parasimpática, disminuyendo de esta manera la sudoración.

¿Has sufrido en alguna ocasión de sudor excesivo en las manos? ¿Cuáles son tus trucos para combatirlo?

Hiperhidrosis palmar e instrumentos musicales

La hiperhidrosis palmar es una de las formas más molestas de este trastorno. Tener las manos húmedas de manera constante supone un obstáculo en la vida personal y también en nuestro entorno laboral, donde el saludo más frecuente es un apretón de manos. Para algunos profesionales, el problema va más allá: en el caso de los músicos, la hiperhidrosis puede afectar tanto a su desempeño profesional como a su instrumento de trabajo.

La humedad en las manos hace que éstas pierdan agarre y sea más difícil manipular el instrumento, además de reblandecer los dedos por la maceración constante de la queratina. El instrumento musical acumula detritus en las zonas de apoyo y si tiene elementos metálicos éstos pueden llegar a oxidarse.

Por suerte, existen soluciones y tratamientos para el problema del sudor. En primer lugar, podemos emplear un antitranspirante a base de cloruro de aluminio para reducir la producción de sudor, cuidando que se trate de un producto específico para las manos y no para otras zonas como las axilas. También se recomienda lavar las manos con agua y jabón a menudo; a algunas personas les ayuda ponerlas a remojo en una mezcla de agua y vinagre. También es recomendable cuidar nuestra dieta, evitar excitantes como la cafeína, el alcohol y el tabaco y usar técnicas de relajación (yoga, técnicas de respiración, meditación…) Si no se logra controlar el sudor con estas medidas, ha llegado el momento de hacer una visita al dermatólogo, que podrá recomendar otros tratamientos como el botox o la iontoforensis.

Además de intentar reducir la producción del sudor, también podemos poner en práctica una serie de trucos para hacerlo más llevadero. Aquí tenéis una serie de consejos para guitarristas:

  • Buscar púas antiderrapantes, para evitar el riesgo de que éstas puedan caerse durante los conciertos.
  • Escoger cuerdas Elixir (más resistentes a la oxidación).
  • Procurar que nuestra guitarra tenga el mástil de arce barnizado y trastes de acero inoxidable.
  • Tener siempre a mano una toalla para secarse entre canciones.

Sobre todo, recuerda que la hiperhidrosis no tiene que ser un obstáculo insalvable a la hora de tocar y que lo más importante es disfrutar de tu pasión por la música.

Hiperhidrosis palmar y tecnología

Smartphones, tabletas, iPods… hoy en día son muchos los dispositivos que, además de ser sensibles al exceso de humedad, funcionan a través de una pantalla táctil. Cuando las manos están húmedas de manera constante, manejar esta tecnología puede convertirse en un verdadero problema. Aunque no hay ninguna solución definitiva para ello, aquí van algunas de nuestras sugerencias:

– En la mayoría de los casos, las pantallas táctiles vienen de fábrica recubiertas con una película de plástico que no les impide reconocer el tacto. Además de protegerlos de arañazos, dejar esta pantalla puesta puede ser una buena protección contra el sudor.

– También es recomendable hacerse con una funda de plástico impermeable para manejar el aparato cuando no necesitemos usar la pantalla.

– Otra manera de limitar el contacto del teléfono móvil o tableta con la piel es incorporarle auriculares.

– Al igual que se recomienda para el caso de los estudiantes que tienen que manejar folios, es una buena idea llevar encima pañuelos de papel, toallitas o pequeñas toallas para secarse las manos antes de manejar la pantalla.

– Algunos modelos de pantallas funcionan con un lápiz táctil en lugar de la presión de los dedos, convirtiéndolos en dispositivos a prueba de manos sudorosas.

– Para limitar la producción de sudor en las manos podemos probar una variedad de tratamientos, desde los antitranspirantes hasta la cirugía. Sin embargo, hay que tener cuidado con la toxina botulínica, ya que en algunos casos puede provocar pérdida de sensibilidad en los pulgares – y con ello problemas para teclear.

– Dado que la hiperhidrosis palmar tiene una gran conexión con problemas de ansiedad y nerviosismo, las técnicas de relajación son un buen apoyo y complemento a otros tratamientos.