Lana, tejido estrella en tus prendas de invierno

January 14, 2014

lana el tejido para el invierno

Sí, es cierto, en invierno hace frío. Para combatirlo, por norma habitual, nos revestimos con capas y capas de ropa. Claro, que esto ni es estético ni cómodo, pero es lo que nos han enseñado y seguimos practicando en la actualidad para superar los estragos de la gélida temporada.

Sin embargo, hay una materia prima, usada desde tiempo inmemorial, que es perfecta no sólo para el frío sino para todas las estaciones. Sí, habéis leído bien, y no estamos haciendo referencia a nada del otro mundo sino a la lana, esos magníficos vellones que cada año nos ofrecen las ovejas.

La lana, gracias a sus propiedades higrocópicas, es capaz de reaccionar a los cambios de temperatura del cuerpo: según aumente o disminuya la humedad ambiental, las fibras que componen la lana absorben y liberan vapor de agua. En el proceso de absorción de humedad se produce calor, y la lana es capaz de retenerlo, con lo que la convierte en un aislante natural de lo más eficaz.

Además, cuidar cualquier prenda compuesta por lana es de lo más sencillo. Toda fibra de esta materia prima natural contiene una capa cerosa resistente a las manchas y al polvo –al ser también antiestática- y podemos lavarla a mano o a máquina.

Pero lo mejor de todo, además de la gran capacidad para conservar nuestro calor corporal cuando más lo necesitamos, es que todo tejido compuesto de lana es resistente a los olores. Lo que nos viene de perlas para combatir los estragos del sudor. La lana también tiene la capacidad de absorber el sudor y liberarlo en el aire a tal velocidad que las bacterias responsables del temido olor corporal no tienen tiempo de desarrollarse.

Queda claro, toda prenda de este tejido natural y transpirable, se convertirá en nuestra aliada para combatir el frío y el sudor.

Foto en CC: Flickr/Andy Wasley