Las aguas minerales más lujosas

October 3, 2013

Bling H2o aguas minerales más lujosas

¿Algo mejor que un poco de agua fresca en un momento de calor? Pocas cosas producen tanto placer como un sorbo del líquido elemento para refrescarnos y mantener el sudor a raya. Pero en esto de las aguas minerales también existen escalafones e incluso se ha puesto de moda la cata de aguas.

En la actualidad, muchos clubes, restaurantes y pubs, incluyen entre sus alicientes una extensa carta de aguas minerales. Algunas de ellas pueden llegar a costar un buen pico. Son las aguas minerales más lujosas y se prodigan entre ricos y famosos. A veces el precio del líquido poco tiene que ver con la calidad del agua y su valor estriba en el carísimo envoltorio que conforma el envase.

Este es el caso del agua más cara del mundo, ‘inventada’ por un guionista de series hollywoodiense. Aunque dicen que el fluido es de inmensa pureza, obtenido de lo más profundo de un manantial de los parques nacionales norteamericanos, la verdad es que la botella encarece lo suyo. La Bling H2o, que así es como se llama el agüita, es contenida por una botella de cristal adornada con pedrería de Swarosvski. Unos 70 euros de exclusivo trago.

No obstante, algunas celebrities prefieren apostar por la pureza y así se decantan por la que es considerada el agua con el estándar de pureza más elevado del mundo. Es la Cloud Juice (Zumo de Nube) que, como su nombre indica, está compuesta por pura agua de lluvia; en concreto 9.750 gotas de las nubes de Tasmania.

No tan exclusiva pero igualmente sibarita es la ‘elegida’ de los famosos. Se llama Fijiwater, llega de la isla Vitti Levu, alejada más de 600 kilómetros de cualquier signo de civilización y contaminación y poseedora de una extraordinaria pureza. Es la favorita de personajes como Tom Cruise, Madonna o Halle Berry.

Foto en CC: Flickr/bbaunach