Lugares relajantes: Chiang Mai

March 2, 2015

Wat Phra Singh

¿Estás buscando un destino para tu luna de miel? A unos 700 kilómetros de Bangkok, en Tailandia, nos espera la segunda ciudad más grande del país, Chiang Mai, con un ambiente bastante más relajado que el de la capital. Allí, entre más de 300 templos budistas, locales de masajes thai, selvas tropicales de naturaleza increíble, variada vida nocturna y típica gastronomía local, nuestra estancia será de encanto, imposible de olvidar.

Chiang Mai, también conocida como La Rosa del Norte, se considera la ciudad más importante a nivel cultural y una de las más bonitas de toda Tailandia gracias a la naturaleza que la rodea, donde se ubican algunas de las montañas más altas del país. 

Fundada en 1296 por el rey Mengrai, Chiang Mai conserva aún el muro y foso que el monarca construyó alrededor de la ciudad para protegerla de las incursiones birmanas. En la actualidad dicho muro delimita el casco antiguo de la urbe, que alberga mercados, callejones de encanto, bellísimos templos antiguos… Aunque no podemos dejar de tener presente la zona moderna, donde los servicios y comodidades están a la altura de la misma Bangkok.

Una vez en Chiang Mei es indispensable visitar el templo Wat Phra Singh, el Parque Nacional de Doi Inthanon, el mercado Warorot, subir a las montañas sagradas de Doi Suthep y de Doi Pui (1676 y 1685 metros de altura, respectivamente) y, por supuesto, entrar en contacto con el animal nacional de Tailandia: el elefante.

Una ciudad que invita al recogimiento y la meditación, donde la belleza de la naturaleza que la rodea acuna una magnífica diversidad cultural, nos espera con los brazos abiertos para que nos maravillemos con sus encantos. Sin duda, se trata del lugar ideal para disfrutar de un viaje de novios inolvidable. Así que ya sabes, si te decides por Tailandia, no olvides meter en la maleta tu Perspirex Plus, que no sólo te ayudará con el sudor el día de tu boda, sino también a combatirlo en este país de clima tropical.

Foto en CC: Flickr/Dennis Jarvis