Lugares relajantes: Peñalba de Santiago en León

April 15, 2014

Peñalba de Santiago

No hay nada mejor para relajarse que una escapadita a alguno de los pueblos de la geografía española. Un buen ejemplo lo tenemos en Peñalba de Santiago, originalmente conocido como Santiago de Peñalba, pedanía de Ponferrada en la comarca del Bierzo. El camino hasta llegar al pueblo es, quizá, uno de los paisaje más bellos de Castilla y León: el Valle del Silencio, natural y exuberante.

Peñalba de Santiago, declarado conjunto histórico en 1976, se ubica justo en la cabecera del valle del río Oza y se caracteriza por sus construcciones medievales: casas de mampostería de pizarra, con solanas de madera y tejados de pizarra. El templo del pueblo, una reliquia mozárabe bautizada como la iglesia de Santiago de Peñalba, fue fundado en el siglo X y, a lo largo de la historia, muchas de sus piedras se han empleado para la construcción de buena parte de las casas colindantes.

Según cuenta la leyenda, el fundador del templo, San Genadio, enterrado en su interior, tenía tanto deseo de recogimiento y paz que al retirarse a una cueva cercana, ordenó a las aguas del río callarse. De hecho, se cree que por eso la corriente pasa bajo tierra al llegar a la cueva. En la actualidad, uno de los atractivos naturales más hermosos de la zona, es contemplar cómo el río Oza aparece y desaparece a lo largo del Valle del Silencio.

Una vez en el pueblo, aprovechando que la cueva siempre está abierta, podemos acercarnos a visitar el pequeño altar que alberga en su interior, con las ofrendas de los visitantes.

Sin duda, Peñalba de Santiago, con sus espectaculares calles y construcciones y la exuberancia de su valle, nos ofrece un espectáculo sin parangón, completado por los altos de los farallones, las cumbres de la Silla de la Yegua, el Pico Tuerto y la Aguiana. ¡Un auténtico remanso de paz y tranquilidad!

Foto en CC: Flickr/paspalleteir@