Nutrición y mal olor corporal: Curry

9 octubre, 2013 at 19:09

mal olor corporal: Curry

Combatir el mal olor corporal es una tarea importante para miles de personas que padecen las inconveniencias del sudor excesivo. Para evitar estas molestias, resulta fundamental usar tejidos naturales, frescos y que favorezcan la transpiración; utilizar un buen antitranspirante, como es el caso de Perspirex, que llega a mantener su eficacia incluso con una aplicación cada 3 ó 4 días; y una buena alimentación.

En muchas ocasiones, la nutrición y el mal olor corporal están muy relacionadas. Algunos alimentos por su composición o por el proceso digestivo, acentúan un olor más ácido, fuerte y molesto. Es el caso de ciertos condimentos como el ajo o la cebolla, la cafeína o el alcohol, o especias como el curry.

En el caso del curry las razones por las que se aconseja dejar de lado su consumo para combatir el mal olor corporal están bien claras. Este aderezo tan típico de la cocina asiática es un compendio de especias más o menos fuerte. Dentro de su composición destaca la presencia de ajo, comino, cúrcuma, clavo, jengibre, nuez moscada, diversas pimientas…

El resultado es una bomba de relojería que estimula la secreción de nuestras glándulas sudoríparas e impregna nuestra sudoración, colaborando a que nuestro olor personal resulte mucho más desagradable.

A la hora de condimentar las comidas, resulta esencial que nos fijemos muy bien en que tipo de adobos usamos, evitando todos aquellos que impregnan nuestro sudor y se combinan con las bacterias para hacer más latente las molestias del exceso de sudoración.

Foto en CC: Flickr/jules:stonesoup