Polos imaginativos para los peques de la casa

August 26, 2013

polo arco iris

¡Calor! Es verano y también los más pequeños de la casa necesitan tomar algo fresquito que les mantegan a salvo de las altas temperaturas y alejados del sudor. Nada como el polo, un alimento universal y refrescante, que gusta mucho a los niños y que puede ser la opción más agradable para ellos a la hora de conservar una buena hidratación y además conseguir un buen aporte de vitaminas y nutrientes.

Existen muchas opciones para fabricar nuestros propios polos imaginativos para los peques de la casa, incluso utilizando los ingredientes más naturales, para que estos helados caseros resulten divertidos y sanos. ¡Vamos a por ellos!

Una de las primeras ideas es la de combinar distintos zumos de frutas, con colores bien definidos, para crear un polo arco iris de lo más llamativo y delicioso. Para ello, la fórmula más simple es la de utilizar la polera y poner primero una capa de zumo de un fruto en concreto, meter en el congelador y dejar que se hiele. Una vez helado, añadimos otra capa, de zumo de otro color y repetimos la espera; así vamos añadiendo zumos en capas (fresas, naranja, kiwi, sandía, melón…), hasta que llenemos la polera.

Otra fantástica idea, que es menos nutritiva, pero muy llamativa para los niños: los polos de refresco de lima-limón o naranja con gominolas. Para ello sólo tendremos que poner las gominolas que deseemos dentro de los moldes para polos y añadir el refresco que más nos guste. Metemos a congelar y listo. Color y fresquito.

Un polo sano y nutritivo será el que consigamos usando fruta y cubriéndola de chocolate. Es muy fácil y podemos usar la fruta que más nos convenga. Por ejemplo unos triángulos de sandía o unas rodajas de kiwi o unos trozos de plátano… Les clavamos los palos de polo, los metemos en el congelador y dejamos que se endurezcan. Luego bañamos en salsa de chocolate, escurrimos y devolvemos al congelador, hasta que estén helados.

¡Feliz y rico verano!

Foto en CC: Flickr/TheGirlsNY