Potomanía: los peligros de hidratarse demasiado

August 19, 2011

los peligros de beber demasiado agua

Ya sabemos que una buena hidratación es imprescindible para hacer frente al exceso de sudoración, sobre todo durante los meses de verano. Pero la potomanía, un trastorno que lleva a consumir líquidos en cantidades excesivas, puede tener también consecuencias muy perjudiciales para el organismo.

La palabra “potomanía” proviene del griego “potoç” (bebida, agua potable) y “µavia” (manía). Podríamos decir que es “la manía o compulsión por beber agua”. Esto se hace compulsivamente, sin tener sed y la persona experimenta una sensación de placer al consumirla. Se pueden llegar a beber 8-10 y hasta 15 litros de agua diarios, dependiendo la gravedad del caso.

Las causas de este trastorno pueden tener una base física (por ejemplo, la diabetes o ciertos medicamentos provocan una sed excesiva) o ser exclusivamente psicológicas; en ocasiones está asociada a la anorexia nerviosa, ya que el consumo de líquido provoca una sensación de saciedad.

El hecho de beber cantidades exageradas de agua u otros líquidos no suele causar hiperhidratación, siempre que la hipófisis, los riñones y el corazón funcionen con normalidad, ya que el organismo elimina el exceso. No obstante, y como consecuencia de episodios repetidos y mantenidos de potomanía, se puede alterar el buen funcionamiento de los riñones, la composición de la sangre y el equilibrio de fluidos y electrolitos dentro del organismo.

El exceso de líquidos puede ocasionar que los componentes de la sangre se diluyan y se produzca un desequilibrio en la concentración de electrolitos. La hiponatremia es una consecuencia grave que puede aparecer en caso de potomanía y consiste en que el organismo concentra una cantidad muy baja de sodio en la sangre (inferior a 120 mEq/l). La hiponatremia grave impide el funcionamiento normal del cerebro, los músculos, los órganos y el metabolismo. El resultado puede provocar nauseas, cefaleas, letargia, convulsiones y coma.

El tratamiento variará de acuerdo a las causas del trastorno. Para evitar la hiponatremia se pueden suministrar diuréticos, pero se trata de una medida paliativa que no ataca a la raíz del problema. Si la potomanía está causada por el consumo de un medicamento se reevaluará el tratamiento, mientras que los casos de origen psicológico requieren terapia especializada.

Fuente: Nutrisalud y Eroski Consumer