Qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis

18 julio, 2020 at 11:00

alimentos evitar si tienes hiperhidrosis

Nos ha pasado a todos. Has quedado con amigos y estás hablando animadamente con ellos mientras te tomas una copa y picas cualquier cosa y, de repente, tienes las axilas y la frente perlada de sudor. Ya sea por hiperhidrosis o porque transpires cada vez que comes, saber de antemano qué alimentos te hacen sudar te evitará apuros y momentos vergonzosos. Por ello, queremos indicarte aquellos alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis.

Pero ¿por qué ciertos alimentos nos hacen sudar? El motivo principal es que ciertas sustancias desencadenan un efecto termogénico en el cuerpo. Esto quiere decir que, cuando se va descomponiendo la comida en el estómago, cierta parte se libera como calor durante la digestión. Si tienes digestiones pesadas y a tu cuerpo le cuesta más digerir ciertos alimentos, aumenta el efecto termogénico. Y ya sabes, cuando la temperatura del cuerpo aumenta, se activa un mecanismo de autorregulación para enfriarlo que siempre viene acompañado de sudor.

7 alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis

Es importante ser consciente de que podemos sudar durante y después de las comidas. Por eso, conocer qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis adquiere gran importancia para controlar el sudor. A continuación, os indicamos siete tipos de alimentos que favorecen la sudoración.

1. Sal

Al ingerir alimentos con alto contenido en sodio, el cuerpo se ve obligado a eliminar este exceso en forma de orina y sudor. Si tiendes a sudar excesivamente, comer alimentos salados solo agravará el problema. Para evitar esta situación, evita productos como carnes curadas, aderezos para ensaladas, tocino, sopa instantánea, patatas fritas, nueces asadas y la mayoría de los alimentos en lata, incluidas las verduras en conserva.

2. Alimentos grasos y procesados

Los alimentos procesados suelen carecer de fibra y las enzimas necesarias para su correcta digestión. Si además contienen un alto contenido de grasa, nuestro cuerpo tendrá que esforzarse al máximo para procesarlos, dificultando aún más la digestión.

Cada vez que nuestro cuerpo tiene dificultades para digerir después de las comidas, aumenta la transpiración. Para evitar momentos incómodos acompañados de un exceso de sudor, lo mejor es abstenerse de comer alimentos grasos o procesados como frituras, comida rápida, galletas, margarina, pan, bocadillos salados, preparados congelados o aptos para microondas.

3. Cafeína

Beber café por la mañana es una excelente manera para despertarnos, pero ¿qué más nos aporta? Cuando esa dosis de cafeína activa el sistema nervioso central, también aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial. Como consecuencia, el cuerpo simula una respuesta de estrés o lucha, activando las glándulas sudoríparas.

Además, al tomar el café caliente, se incrementa la temperatura interna del cuerpo, lo que hace que sudemos un poco más. Para evitar este efecto, es aconsejable limitar el consumo de café, té negro y verde, bebidas energéticas, refrescos y todo tipo de bebidas con cafeína.

4. Bebidas alcohólicas

El exceso de alcohol sobrecalienta el cuerpo, incrementa la frecuencia cardíaca y la temperatura interna. La reacción natural para enfriar el sistema y restablecer el equilibrio es comenzar a sudar. Una vez que comienza el proceso, continúa hasta que el termómetro interno del cuerpo se normaliza. Si seguimos ingiriendo alcohol, el proceso de termorregulación natural del cuerpo seguirá estando activo.

5. Comidas picantes

El curry, las alitas especiadas o el wasabi son algunos de los alimentos picantes que pueden provocar una transpiración profusa. En general, todos ellos tienen en común la capsaicina, un compuesto activo que crea una sensación de ardor al entrar en contacto con el tejido.

Al comer alimentos picantes, la capsaicina engaña los nervios que hacen que tu cuerpo se sienta más caliente. Esto conlleva la activación de las glándulas sudoríparas para regular la temperatura. Por lo tanto, cualquier plato picante es uno de los alimentos a evitar si tienes hiperhidrosis.

6. Carbohidratos y alimentos con alto contenido en azúcar

La pasta, el pan, las patatas y el helado conforman parte de los alimentos que conocemos como reconfortantes. Sin embargo, nos hacen más mal que bien cuando los comemos y tenemos problemas de sudor.

Todo alimento rico en carbohidratos y azúcar producen un efecto térmico significativo al ser ingeridos pues son más difíciles de descomponer. Además, los alimentos con alto contenido de azúcar pueden causar picos de insulina que pueden provocar una sudoración intensa.

7. Alimentos ricos en proteínas

Si bien los alimentos ricos en proteínas tienen beneficios para la salud, también tienen un efecto térmico significativo al ingerirse. El motivo es que ceden parte de su energía en forma de calor.

Cuando comes muchas proteínas, tu cuerpo las descompone formando urea como subproducto. A medida que suben los niveles de urea en el organismo, el cuerpo tiene que deshacerse de ella a través de una sudoración excesiva.

Ya sabes qué alimentos evitar si tienes hiperhidrosis. Aun así, recuerda que puedes mantener controlado tu sudor empleando un buen antitranspirante como Perspirex.