¿Qué es la diaforesis? Causas y Tratamientos

4 marzo, 2020 at 14:15

diaforesis

La diaforesis hace referencia a la producción abundante de sudor a nivel corporal. Se trata de una respuesta exagerada de secreción de sudor ante una condición clínica determinada. Difiere de la transpiración normal de un individuo.

El sudor excesivo asociado a la diaforesis tiende a afectar a todo el cuerpo en lugar de una zona determinada de este. A esta condición también se la conoce como hiperhidrosis secundaria.

La hiperhidrosis a pesar de asociarse también con la sudoración excesiva, se considera que tiene su origen en un trastorno del sistema nervioso. Con la hiperhidrosis primaria, la sudoración normalmente se limita a determinadas partes del cuerpo, como las manos o los pies.

Causas y tratamientos de la diaforesis

La diaforesis se asocia con una amplia gama de afecciones, desde apnea del sueño y ansiedad hasta sepsis y malaria. Debido a que puede aparecer como síntoma de tantas afecciones, es importante que un especialista determine la causa.

La diaforesis suele ser un síntoma de una enfermedad subyacente. Aunque también puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos, la diaforesis podría indicar un cuadro grave de salud. Por ello, os recomendamos acudir a vuestro médico de confianza sin demora.

Embarazo

El embarazo revoluciona las hormonas. Al acelerarse el metabolismo, se dispara la temperatura corporal, lo que puede provocar que se sude más. Además, el subir de peso durante la gestación también provoca un aumento de la temperatura corporal y la probabilidad de experimentar sudoración excesiva.

Mientras no tengas otros síntomas como fiebre, dolor de cuerpo o vómitos, el aumento de la sudoración durante el embarazo rara vez es motivo de preocupación.

Menopausia

En la perimenopausia y la menopausia, la mayoría de las mujeres tienden a la sudoración, particularmente por la noche, y a experimentar sofocos. El cambio hormonal que se produce, especialmente al disminuir el estrógeno, envía señales falsas al cerebro indicándole que el cuerpo se está sobrecalentado. Esto provoca el exceso de transpiración y los sudores nocturnos.

Si tienes síntomas graves durante la perimenopausia, las terapias hormonales podrían ayudarte.

Diabetes

Al tener diabetes, padecer exceso de sudoración es un aviso del cuerpo que indica una hipoglucemia o nivel bajo de azúcar en sangre. Además, la hipoglucemia se suele acompañar por:

  • ansiedad
  • temblores
  • mareo
  • visión borrosa
  • dificultad al hablar

Si tienes cuadros de hipoglucemia, es crucial restablecer rápidamente los niveles de azúcar en la sangre. Sin tratamiento, la hipoglucemia podría resultar mortal.

Hipertoriodisimo

El hipertiroidismo se produce cuando la glándula tiroides se vuelve hiperactiva y produce demasiada hormona tiroxina. Cuando esto sucede, el metabolismo se acelera y se experimentan una serie de síntomas como la diaforesis, nerviosismo, ansiedad, taquicardia, pérdida de peso y dificultad para dormir.

El hipertiroidismo no se considera emergencia médica, pero sí requiere tratamiento a base de medicamentos antitiroideos.

Infartos

Los ataques al corazón o infartos de miocardio ocurren cuando parte del músculo cardíaco está dañado o ha muerto. En general, se producen porque la sangre rica en oxígeno no puede llegar al corazón debido a un bloqueo en una o ambas arterias coronarias. Los síntomas de un ataque cardíaco, además del sudor, son:

  • debilidad
  • molestias o dolor en el pecho
  • dolor en uno o ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago
  • falta de aliento
  • náuseas o vómitos
  • palidez

Cáncer

La diaforesis suele asociarse a ciertos tipos de cáncer como linfoma, leucemia, cáncer de hueso, tumores carcinoides y cáncer de hígado.

Anafilaxis

La anafilaxia es una reacción alérgica sistémica grave. Ocurre casi inmediatamente después de exponerse a la sustancia a la que se es extremadamente alérgico. Otros síntomas claves de anafilaxia son:

  • urticaria
  • piel roja y con picazón
  • dificultad para respirar por el estrechamiento de las vías respiratorias
  • disminución rápida de la presión arterial
  • vómitos o diarrea
  • pérdida de consciencia

La anafilaxia es potencialmente mortal. Si sospechas que alguien está experimentando anafilaxia, llama a los servicios médicos de emergencia locales de inmediato.

Abstinencia de drogas y alcohol

Al dejar de tomar alcohol o drogas, la sudoración excesiva hace acto de presencia. Además, suele experimentarse agitación, temblores, ansiedad, taquicardias, convulsiones, niveles fluctuantes de tensión arterial, náuseas y vómitos.

Se recomienda no pasar por la abstinencia solo y pedir ayuda a un especialista en adicciones.

Medicamentos

Algunos de los medicamentos que pueden provocar diaforesis son:

  • medicamentos para el dolor, como naproxeno y oxicodona
  • antibióticos o medicamentos antivirales como bacitracina, ciprofloxacina y ribavirina
  • medicamentos utilizados en quimioterapia, incluidos leuprolide y tamoxifeno
  • antidepresivos
  • tratamientos hormonales como insulina, levotiroxina y medroxiprogesterona

Tratamientos para combatir la diaforesis

El tratamiento para la diaforesis depende de cuál es su causa. En ciertas áreas del cuerpo, particularmente en axilas, manos y pies, la sudoración puede controlarse con un antitranspirante como Perspirex.

Las inyecciones de Botox pueden proporcionar alivio a corto plazo.

Otro posible tratamiento para la diaforesis es la iontoforesis, un procedimiento que utiliza una pequeña corriente eléctrica para reducir temporalmente la sudoración en las manos y los pies.

Por último, ciertos tratamientos orales como el glicopirrolato o la oxibutinina también son efectivos para combatir la diaforesis.