¿Sabías que los cerdos no sudan?

July 27, 2011

Los cerdos no sudan.

La expresión “sudar como un cerdo” no podría ser más desacertada, ya que en realidad los cerdos carecen de glándulas sudoríparas y por tanto no producen sudor. Para combatir el calor y compensar la ausencia de pelo corporal, el cerdo se ve obligado a humedecer su piel en el exterior. Para ello prefiere usar lodo limpio y fresco, pero puede llegar a recurrir a su propia orina y heces si no le queda otro remedio.

Otro mito en torno al cerdo es que se trata de un animal sucio por naturaleza. En realidad, cuando vive en un ambiente fresco (por debajo de 29º C) y tiene espacio suficiente, el cerdo deposita sus excrementos lejos de las zonas de comer y dormir, para mantener su ambiente aseado. A partir de esa temperatura, los cerdos empiezan a defecar indiscriminadamente en toda la pocilga. Estos animales son muy sensibles al calor: no sólo afecta a sus hábitos de aseo sino que la exposición a la luz del sol directa o a temperaturas superiores a 37º C les resulta fatal.