Sudar adelgaza: desmontamos un mito muy extendido

24 julio, 2019 at 15:02

Sudar adelgazaCuando practicamos ejercicio físico, la producción de sudor forma parte de cualquier actividad que hagamos. Sí que es cierto que cuando sudamos estamos perdiendo líquido de nuestro cuerpo. Esto hace que nuestro peso disminuya, y haya quién piense que sudar adelgaza, pero es una pérdida que se recuperará fácilmente al volver a tomar líquidos, cuando realmente lo que nos interesa es perder grasa.

Con el sudor no estamos eliminando grasa de nuestro cuerpo. El sudor está compuesto de agua y electrolitos, pero no contiene grasas ni otras sustancias que se eliminan a través de otros medios de nuestro organismo. Pensar que sudar adelgaza es uno de los mitos más extendidos en todo el mundo, y queremos explicarte si hay algo de cierto en esta afirmación o si es totalmente falsa.

Sudar adelgaza y otros mitos sobre el sudor

La mejor forma de quemar la grasa que tenemos acumulada en nuestro organismo es hacer ejercicio físico. Pero eliminar esta grasa no es tan sencillo como podría parecernos. Cuando hacemos ejercicio y vemos que nuestro peso ha disminuido justo después, se debe a la pérdida de agua que se ha generado debido al sudor.

Sudar adelgaza, sí, pero sólo de forma momentánea, porque este líquido perdido se volverá a reponer cuando bebamos agua. Perder agua durante el ejercicio puede ser beneficioso para eliminar líquido retenido y también algunas de las toxinas que acompañan al sudor. Pero no te engañes, porque con el sudor no estás perdiendo grasa.

¿Se pierde peso sudando?

Si el agua que has perdido no la vuelves a recuperar, sí que puedes perder bastante peso. Sin embargo, el agua es necesaria para vivir, y tu cuerpo necesita recuperar el correcto balance hídrico para funcionar correctamente.

En condiciones extremas, como puede ocurrir en los deportistas de élite que se enfrentan a una prueba de resistencia, el cuerpo puede perder hasta 10 litros de agua a través del sudor. Esto provocaría un problema de deshidratación muy peligroso, sin que la cantidad de grasa se haya visto demasiado afectada. Sólo en caso de que haya una importante retención de líquidos y se logre eliminar el agua en exceso a través del sudor, será una pérdida de peso beneficiosa para la salud.

En todo caso, cuando necesitamos eliminar el agua retenida en el organismo debe hacerse de forma controlada por un profesional cualificado, para que no haya riesgos. Hacer ejercicio con calor para sudar más no tiene ningún sentido, y mucho menos usar elementos plásticos para promover la sudoración. Cuando hacemos esto nos exponemos a una grave deshidratación, perdiendo peso sin control y de manera no efectiva.

De hecho, hay otros ejercicios que no nos hacen sudar demasiado, y que nos permiten perder más peso a través de la quema de grasa. La natación, el pilates y el yoga son algunos ejemplos. Son deportes en los que no sudamos tanto, pero el cuerpo consume gran cantidad de energía en forma de grasa de la misma manera.

¿Por qué sudamos cuando hacemos ejercicio?

¿Para qué sirve entonces sudar cuando hacemos ejercicio? El cuerpo es sabio, y cada proceso que se lleva a cabo tiene su función específica. Cuando hacemos ejercicio físico, el sudor es el encargado de regular la temperatura corporal. Al entrenar, el cuerpo entra en calor rápidamente. La producción de sudor ayuda a disipar gran parte del calor, evaporando el agua de la superficie de la piel. De esta forma la temperatura disminuye sin que nos demos cuenta.

Por esta razón sudamos más cuando hace más calor o estamos más acalorados. Econexs un sistema de regulación natural que no podemos controlar de manera voluntaria, pero muy necesario para que nuestro cuerpo no se sobrecaliente en una situación en la que aumenta el estrés físico.

En este caso sí que podemos decir que sudar adelgaza. Pero no el hecho de sudar más es lo que nos hace adelgazar. Cuanto más ejercicio físico hacemos, más grasa estamos quemando y más podemos adelgazar. Junto con el ejercicio físico, la producción de sudor aumenta inevitablemente, pero en todo momento debemos asegurarnos de hacer un ejercicio aeróbico que nos asegure la quema de grasa, para saber que realmente estamos perdiendo peso en forma de grasa.

Ahora que ya sabes que sudar no adelgaza, no hay motivo para estar siempre empapado de sudor. Olvídate de las indeseables marcas en la ropa y del mal olor utilizando un antitranspirante eficaz como Perspirex.