Sudor, autoestima y seducción

5 noviembre, 2012 at 11:05

seducción y psicología


La combinación de sudor y nervios puede jugarle una mala pasada a cualquiera, y pocas situaciones nos ponen más nerviosos que conocer a alguien que nos gusta. Según el “Estudio de la sudoración” llevado a cabo por Perspirex en Estados Unidos en colaboración con la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis, el 25% de las personas que tienden a sudar en exceso evita el contacto con el sexo opuesto. Pero existen muchas herramientas y tratamientos que podemos usar para evitar que el sudor sea un obstáculo a la hora de conocer a la persona de nuestros sueños.

  • Una autoestima saludable en fundamental en todas las áreas de nuestra vida, y por supuesto esto incluye la seducción. Las personas seguras de sí mismas afrontan los retos con mayor confianza y salen airosas de toda clase de situaciones. Es importante saber que la percepción que los demás tienen de nosotros depende más de nuestro comportamiento y actitud que de detalles como la sudoración. Por eso, en nuestra web puedes encontrar una selección de artículos de autoestima redactados por un equipo de psicólogas para ayudarte a ganar la batalla contra sudor.
  • A la hora de controlar la ansiedad y los nervios, tenemos a nuestra disposición muchas herramientas mentales, tales como el yoga, las técnicas de relajación o incluso el apoyo psicológico en caso necesario. Un recurso muy interesante a la hora de enfrentarse al mundo de la seducción son las afirmaciones. Una afirmación es una frase positiva que usamos para motivarnos y que expresa nuestros deseos como si ya fueran realidad. Por ejemplo: “me siento tranquilo y cómodo conociendo a gente nueva”.
  • Debemos saber que aunque unas personas son naturalmente más extrovertidas que otras, seducir no es una habilidad innata. Podemos aprender las habilidades necesarias para enfrentarnos a este tipo de situaciones con éxito. Como ocurre con la mayoría de las destrezas, aprender a seducir es una cuestión de práctica, por lo que el primer paso es superar el miedo al fracaso.
  • También es interesante tener en cuenta que la seducción no se limita al aspecto físico. La forma de movernos o la ropa que llevamos pueden transmitir muchas cosas positivas sobre nosotros mismos. Por otro lado la cultura, la simpatía o el sentido del humor son muchas veces cualidades más atractivas y seductoras que un físico impecable. Es importante conocer nuestros puntos fuertes y saber potenciarlos.
  • Para evitar que el miedo a sudar sabotee nuestros intentos de relacionarnos, podemos recurrir a alguno de los tratamientos disponibles para combatir el sudor. Un primer paso es probar con un antitranspirante a base de cloruro de aluminio como Perspirex, que reduce la sudoración incluso en condiciones “extremas” como una noche de fiesta en un local cerrado.

¿Habéis tenido alguna experiencia negativa con el sexo opuesto a causa del sudor?