Sudor en niños, consejos para combatir sus inconvenientes

October 4, 2013

El sudor en los niños

El sudor es un mecanismo imprescindible para los mamíferos a la hora de regular la temperatura corporal. Por supuesto, en el ser humano resulta esencial y no es privativo de los adultos. Los niños también sudan, incluso los bebés a las pocas horas de nacer, y todo ello es completamente normal, aunque nunca está de más manejar algunos consejos para combatir sus inconvenientes.

La incomodidad del sudor infantil llega principalmente de la mano de dos situaciones que no son desconocidas para los adultos: el exceso de sudoración y el mal olor corporal. Que un niño sude no tiene nada de excepcional, sobre todo si hace calor o realiza algún esfuerzo, actividad física o deportiva. El tema puede ser más fastidioso si no está asociado a ninguna de estas causas.

La actividad de las glándulas sudoríparas infantiles comienzan a regularse a partir del cuarto año de vida. Sin embargo, el tema puede resultar más tedioso con la llegada de la pubertad, cuando a la actividad física, se une el estrés que conllevan mayores responsabilidades y la carga hormonal propia del desarrollo y el paso a la adolescencia.

No obstante, existen niños que se ven acuciados por los inconvenientes del sudor de manera excesiva. En ese caso son válidos casi los mismo consejos que se barajan para los adultos: una higiene escrupulosa, una alimentación adecuada, el uso de tejidos naturales y la uilización, si procede, de un antitranspirante. Perpsirex se puede utilizar en niños a partir de la pubertad (10-12 años), en edades inferiores se recomienda consultar antes con el pediatra.