Sudores nocturnos en la mujer

22 octubre, 2019 at 12:10

 

 

sudores nocturnos
Los sudores nocturnos en las mujeres suelen asociarse de manera directa con la menopausia. Sin embargo, esta sudoración también puede ser sintomático de otras situaciones, como la adaptación del cuerpo a variaciones de temperatura o actuar como aviso de un malestar general.

Pero no te asustes. En la mayoría de los casos, los sudores nocturnos están generados por causas inofensivas. Dormir en habitaciones con mucho calor, tener pesadillas, cambios hormonales ligados al ciclo menstrual, la menopausia o un embarazo son algunos ejemplos. Tampoco debemos olvidar que, en muchas ocasiones, si tu cuerpo está luchando con algún virus, el sudor hará acto de presencia.

Causas de los sudores nocturnos

Debemos hacer hincapié en que los sudores nocturnos no suelen llevar asociado ningún problema médico. Sin embargo, si se presentan acompañados de otra sintomatología o se padece un malestar general, habrá que acudir al médico sin demora. Los sudores nocturnos, en este caso, servirían de alerta para diagnosticar otros trastornos.

Básicamente ya te hemos descubierto los motivos por los que se suelen padecer sudores nocturnos. Sin embargo, queremos ahondar un poquito más en ellos. Son los siguientes:

Ajustes de temperatura

En verano por ser verano y en invierno por hacer frío, el dormitorio puede encontrarse a temperaturas superiores a los 20 ºC. Es decir, hace calor. Esto, acompañado por un pijama de tejido no transpirable, provoca que aparezcan los sudores nocturnos.

Ya sabes, tu cuerpo suda para regular su temperatura. Ayúdale a mantener el equilibrio con ambientes no caldeados y ropa de algodón, lino o similar.

Sudoración excesiva

La hiperhidrosis o sudoración excesiva provoca que un individuo sude más de lo normal. Independientemente de la hora del día. En estos casos se debe acudir al especialista para que facilite el control del sudor. Ni que decir tiene que Perspirex Strong es el aliado perfecto para estas situaciones.

Pesadillas continuas y persistentes

Las pesadillas son la explicación más sencilla a los sudores nocturnos. Puedes estar completamente sana y sudar por la noche debido a sueños poco placenteros y estresantes.

Ingesta de antidepresivos

Algunos antidepresivos tienen como efecto secundario lo que se conoce como reacción adrenérgica. Sin entrar en formulismos, basta con saber que estas reacciones afectan a los niveles de adrenalina y provocan la aparición del sudor.

Si tu habitación cuenta con la temperatura adecuada, tu pijama es transpirable y aún así sudas de noche, comprueba el prospecto de los medicamentos que estés tomando para verificar si estás experimentando estas reacciones adrenérgicas.

Cambios hormonales y menopausia

Los embarazos o los periodos inestables conllevan una serie de cambios hormonales que favorecen los sudores nocturnos. En el caso de la menopausia… ¿quién no ha oído hablar de sus sofocos? Se pueden dar en cualquier hora del día, aunque en la noche suelen ser un poco más intensos.

Infecciones no detectadas

Ocasionalmente, los sudores nocturnos pueden indicar que padecemos algún trastorno o infección. Si la sudoración aparece acompañada de otros síntomas, se debe acudir al médico para que realice un diagnóstico preciso.

En general, este tipo de sudor podría indicar que se padece hipoglucemia, hipotiroidismo y que la infección que nos afecta a los huesos, al corazón o a las vías respiratorias.

Los sudores nocturnos son fácilmente combatibles. Emplear un antitranspirante como Perspirex te permitirá dormir mucho más tranquila, sin temor a tener que levantarte en mitad de la noche por un exceso de sudor.