Tipos de sudor: termorregulador y emocional

July 8, 2014

Las temperaturas elevadas son un factor desencadenante de la sudoración

Cuando nuestro cuerpo comienza a sudar, pocos nos paramos a pensar en los motivos, pero nunca está de más saber que existen dos tipos de sudor. No os preocupéis, ya que no es raro que una vez nos invade el sudor, estemos más pendientes de sus molestos efectos que del motivo que lo ha originado.

Sudor termorregulador y emocional

Los dos tipos de sudor que existen son el termorregulador y el emocional. En el primer caso,el sudor se origina por una respuesta del organismo ante un sobrecalentamiento excesivo. Por otro lado, el sudor emocional se da ante situaciones comprometidas o de nerviosismo.

Sea por el motivo que sea, podemos mantener el sudor a raya. En el caso del sudor termorregulador, teniendo en cuenta unas sencillas medidas podemos plantarle cara:

  • La higiene es fundamental. Si transpiras mucho, es importante que hagas un par de lavados diarios con esponjas vegetales, agua y jabón. Aclarándote muy bien, pues los restos de jabón contribuyen a la producción de mal olor.
  • Los tejidos de algodón, lino o fibras naturales son ideales para que la piel pueda respirar. En cambio, las fibras sintéticas y ajustadas impiden la correcta transpiración con lo que sudarás con mayor facilidad.
  • Otro remedio natural es tomar infusiones de salvia seca, pues contiene agentes que ayudan a regular las glándulas sudoríparas.

En el caso del sudor originado por los nervios o situaciones comprometidas basta con evitar el estrés y esos momentos que tan nerviosos nos ponen. También podemos aprender algunas técnicas de relajación para controlar la ansiedad.

Pero si realmente quieres contar con un aliado único que te ayude a controlar el sudor, no te olvides de Perspirex, un antitranspirante tan efectivo que con una aplicación cada cuatro o cinco días es más que suficiente para decir adiós a los temidos efectos del sudor.