¿Has probado ya el yoga para la sudoración excesiva?

August 31, 2012

práctica yoga

El exceso de sudor o hiperhidrosis no es sólo un problema físico, sino que también puede tener repercusiones importantes en el bienestar mental. Así, el miedo a sudar en público incrementa los niveles de estrés y ansiedad, lo que a su vez incrementa la producción de sudor. Por suerte, romper este círculo vicioso es posible. Además de recurrir a tratamientos específicos como los antitranspirantes, podemos probar una herramienta muy valiosa: las técnicas de relajación como el yoga. 

Beneficios del yoga para la sudoración excesiva o hiperhidrosis

Una práctica regular de yoga puede ayudarnos a combatir el sudor de diversas maneras:

  • Hace descender los niveles de una hormona llamada cortisol, responsable del estrés.
  • Mejora el equilibrio entre los sistemas simpático y parasimpático. El sistema simpático es el encargado de preparar nuestro cuerpo para situaciones de estrés mediante una serie de respuestas, entre las que se incluye la sudoración. Por eso, un sistema nervioso equilibrado ayuda a controlar el exceso de sudor.
  • Estimula la pérdida de peso mediante la práctica de actividad física, el descenso de los niveles de ansiedad y una mayor conciencia de las pautas de comportamiento respecto a la comida. El sobrepeso es una de las posibles causas de sudoración excesiva.
  • Las personas que practican yoga de manera regular afirman que éste mejora su autoestima y su capacidad para pensar en positivo. Esto ayuda a contrarrestar los efectos negativos del exceso de sudor en la autoestima y la autoimagen.
  • Un “efecto secundario” del yoga es el aprendizaje de varias técnicas de respiración. Se trata de una herramienta muy valiosa a la hora de manejar las situaciones estresantes en las que se tiene miedo a sudar.

Algunos consejos para disfrutar del yoga

  • Es posible iniciarse en la práctica del yoga mediante videos, pero para aprender mejor las técnicas y el alineamiento correctos es preferible tomar al menos algunas clases con profesor.
  • Asegúrate de hacerle saber al profesor que se trata de tu primera clase, para que pueda prestarte la atención adecuada. Si padeces hiperhidrosis, comunicárselo de antemano hará posible que sea consciente del problema y pueda aconsejarte mejor.
  • Lleva ropa cómoda, transpirable y de colores que disimulen el exceso de sudor (algunos estudios de yoga aconsejan a sus alumnos evitar el negro)
  • Si te preocupa manchar o estropear la esterilla de yoga con el sudor, puedes poner una toalla sobre ella. Existen toallas especiales para yoga que facilitan un buen agarre incluso aunque las palmas de las manos y plantas de los pies estén húmedos.

¿Ya te has animado a probar el yoga? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!