¿Es la toxina botulínica la solución definitiva para la sudoración excesiva?

Entre los diversos tratamientos enfocados al control de la sudoración excesiva, uno destaca por la cantidad de adeptos que ha ganado en los últimos años: hablamos de la toxina botulínica, utilizada para el control del exceso de sudoración en diferentes partes del cuerpo.

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica, comúnmente denominada botox, es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Aunque lo habitual es que el botox se asocie a tratamientos estéticos asociados al rejuvenecimiento facial, lo cierto es que también tiene diversas aplicaciones médicas, debido a su capacidad para provocar parálisis muscular.

Una de las características de la toxina botulínica es que es capaz de bloquear el estímulo nervioso de la glándula sudorípara, lo que hace que sea una solución eficaz para la sudoración excesiva o hiperhidrosis. El botox ofrece un modo de tratamiento que posee diversas ventajas en comparación con la cirugía o simpatectomía torácica, ya que la técnica es rápida, eficaz, prácticamente indolora y se realiza de forma ambulatoria, y, a pesar de que no está exenta de efectos secundarios, éstos son mínimos o muy poco frecuentes. Por otro lado, al contrario que la cirugía, no tiene riesgo de sudoración compensatoria. Los resultados del tratamiento de la sudoración excesiva de la toxina botulínica se aprecian progresivamente, en los días siguientes de su inyección.

¿Es una solución definitiva para la sudoración excesiva?

Sin embargo, el tratamiento del sudor excesivo mediante toxina botulínica o botox tiene también sus inconvenientes, ya que el tratamiento no es definitivo y sus efectos suelen durar unos siete u ocho meses, siendo necesario repetir la sesión. Por otro lado, se debe valoras que se trata de un tratamiento invasivo, ya que requiere de micro inyecciones en la zona que se desea tratar, ya sea en axilas, pies o manos. Su elevado coste también es un freno para muchas personas.

¿Qué otras opciones hay para combatir la sudoración excesiva?

Un remedio contra el exceso de sudoración no invasivo, económico, accesible y de administración propia son los antitranspirantes como Perspirex, que, con entre dos y tres aplicaciones por semana es capaz de controlar el exceso de sudoración gracias a su fórmula patentada, capaz de inhibir la sudoración durante varios días con tan sólo una aplicación.

El funcionamiento de Perspirex es sencillo: a diferencia de los desodorantes, que enmascaran el olor, los antitranspirantes como Perspirex penetran en la glándula sudorípara creando un tapón temporal que inhibe la sudoración y, por tanto, el mal olor que se produce cuando las bacterias presentes en la piel entran en contacto con el sudor. Este tapón va desapareciendo progresivamente y queda eliminado por completo a los pocos días, gracias al proceso de renovación natural de la piel.

Perspirex ofrece diferentes productos en función de la zona que se desee tratar o de la necesidad específica por la intensidad de sudoración. Así, Perspirex Original es adecuado para el control de la sudoración excesiva en axilas en su formato roll-on, mientras que su presentación en loción está pensada para la aplicación en manos y pies.

Para pieles más delicadas, la recomendación es Perspirex Comfort para axilas, con una fórmula mejorada que protege el PH de la piel, dificultando la irritación. Es, además, adecuado para su uso en situaciones puntuales, cuando creemos que el sudor puede jugarnos una mala pasada.

Por su parte, Perspirex Strong ha supuesto una revolución para aquellas personas que se veían acomplejadas por un exceso de sudor. Este tipo de producto de gran eficiencia está recomendado para personas que presentan problemas severos de sudoración.

Por tanto, el uso de antitranspirantes son una alternativa sencilla, económica y no invasiva al tratamiento de botox para combatir el sudor. Productos como los que ofrece Perspirex permiten tratar la sudoración excesiva sin que sea necesaria una intervención médica. Además, se trata de un producto de parafarmacia de uso cosmético, por lo que no es necesaria receta médica a pesar de venderse en farmacias.

 

Volver a preguntas frecuentes

Pregunta al Experto

Síguenos

Suscríbete a nuestra Newsletter:

Newsletter

Caja en el footer para el email.