Siete mitos sobre la mujer trabajadora

Mucho se habla en los últimos tiempos de la conciliación familiar y laboral. El ritmo actual hace que muchas mujeres que son madres trabajadoras deban hacer malabares para poder compaginar sus tareas domésticas con sus obligaciones familiares. Sin embargo, una cosa es que les resulte difícil y, otra muy diferente, que afecte al modo en el que se enfrentan al reto profesional. Por ello, hoy queremos desmontar siete mitos sobre la mujer trabajadora que no favorecen a que nuestra sociedad progrese como debería.

El primero de ellos es que la maternidad repercute negativamente en la productividad, pero lo cierto es que esto no es así. La mayoría de las mujeres son perfectamente capaces, a pesar de las dificultades y la falta de ayuda gubernamental, de hacerse cargo de su familia y su trabajo, sin que ninguna de las dos labores afecte negativamente a la otra. ¡Por eso se dice que las madres son unas superheroínas! No olvidemos a los abuelos, que velan porque el engranaje funcione a la perfección, ayudando en todo lo que pueden para no entorpecer el desarrollo profesional de sus hijas.

Otro mito hace referencia a que las mujeres carecen de capacidad de liderazgo. Esto no es así, la capacidad de liderazgo no la determina el género, sino la propia personalidad de los individuos. Si hay menos mujeres que destacan, es porque no se les da la oportunidad de hacerlo. Esto liga con el tercero de los mitos, que habla de que no llegan a la cima por falta de seguridad: en realidad no llegan por falta de apoyo y confianza. ¡Démosela! Se lo merecen.

Por otro lado, siguiendo con los mitos sobre la mujer trabajadora, mucha gente piensa que la inequidad de género no es un problema en países desarrollados, y que eso es más bien cosa del tercer mundo, donde las mujeres están oprimidas por sociedades machistas y no tienen las mismas oportunidades educativas desde niñas. ¡Pues nada más lejos de la realidad! En España, sin ir más lejos, sólo el 17% de las mujeres ocupa cargos de consejera en grandes empresas. ¿Es porque están peor formadas? ¡En absoluto! El porcentaje de mujeres con estudios universitarios finalizados es mayor que el de hombres, siendo éstos de un 43% y un 36%, respectivamente. ¡Aún así, las mujeres cobran, de media, un 20% menos que los hombres!

Como vemos, existen numerosos mitos sobre la mujer trabajadora que deben ser derribados. Antes de continuar creyendo en ellos, haz un repaso mental sobre las mujeres trabajadoras y con cargas familiares que conoces… ¿Realmente crees que alguno de estos mitos se cumplen? Los encontrarás todos, desmontados, en la siguiente infografía que hemos preparado en Perspirex.

Mitos mujer trabajadora

 

 

Relacionados
Infografía
Mujeres sin complejos que han hecho historia

Muchas mujeres se sienten acomplejadas y no se atreven a enfrentarse a grandes desafíos a causa de un problema de sudoración excesiva. Sin embargo, terminar con el problema de la sudoración excesiva es más sencillo de lo que se cree, por ejemplo, usando un buen antitranspirante como Perspirex, capaz de reducir notablemente la cantidad de…

Ver más

Infografía
¿Cuáles son las diferencias entre desodorante y antitranspirante?

Debemos tener claras las diferencias entre desodorante y antitranspirante. Perspirex no es un desodorante que sólo combate o camufla el mal olor, es un antitranspirante que evita la transpiración, por lo que no sudamos en la zona donde se aplica. El mal olor se produce cuando las bacterias presentes en la piel reaccionan químicamente al contacto con el sudor. De manera que sí inhibimos el sudor, tampoco se producirá mal olor.

Ver más

Pregunta al Experto

Síguenos

Suscríbete a nuestra Newsletter:

Newsletter

Caja en el footer para el email.