Sudoración y olor

La sudoración, un mecanismo corporal natural

Todo el mundo suda. La sudoración es un mecanismo corporal natural y necesario para controlar la temperatura corporal y no debería ser un problema.

 

Qué es el sudor y cuál es su función

El sudor es una función corporal natural e importante. Regula la temperatura corporal enfriando la piel y evitando el sobrecalentamiento.

La sudoración puede tener causas ambientales o emocionales. A menudo sudamos cuando estamos físicamente activos o cuando estamos en un ambiente caluroso. La sudoración también puede ocurrir cuando nos vemos afectados emocionalmente por situaciones estresantes profesionales o personales, como entrevistas de trabajo, presentaciones o exámenes. La sudoración también puede ser provocada por cambios hormonales asociados con la pubertad y la menopausia.

 

El olor del sudor

El sudor en sí mismo es inodoro, está compuesto esencialmente de agua y sal. En promedio, tenemos entre 1,6 y 4 millones de glándulas sudoríparas en todo nuestro cuerpo y podemos producir hasta 1 litro de sudor todos los días. La sudoración a menudo se evapora tan rápido como se produce. Sin embargo, en situaciones en las que somos particularmente activos o en ambientes muy calurosos, podemos transpirar hasta 10 veces más.

El mal olor corporal es causado por bacterias en la superficie de la piel que descomponen los componentes del sudor.

Efecto de los antitranspirantes y los desodorantes en el sudor

 

Desodorantes

Los desodorantes no evitan la transpiración. Son formulados para neutralizar temporalmente el olor producido por las bacterias en la superficie de la piel. Muchos desodorantes tienen fragancias para enmascarar el mal olor.

 

Antitranspirantes

Los antitranspirantes son diferentes. Están formulados específicamente para disminuir o incluso detener la producción de sudor de las glándulas sudoríparas. Una vez que se aplica el antitranspirante, se forma un tapón temporal en el conducto de sudor que evita la liberación de transpiración. Este tampón es, naturalmente, expulsado después de unos días por la renovación natural de las células de la piel.

Para algunos, un desodorante es suficiente, pero otros necesitan una protección más eficaz. Un antitranspirante altamente eficaz como Perspirex es la solución para minimizar significativamente la transpiración y el olor.

 

Factores sobre el sudor

El sudor es producido por las glándulas sudoríparas. Tenemos millones de ellos en todo el cuerpo y podemos dividirlos en dos tipos:

  • Apocrinas: son las glándulas sudoríparas que están presente en los folículos pilosos, con en la zona de las axilas.
  • Ecrinas: son las glándulas sudoríparas localizadas en la superficie de la piel, están distribuidas por todo nuestro organismo.

Glándulas sudoríparas

En la parte más cercana a la superficie de la piel, las glándulas sudoríparas se asemejan a un tubo, mientras que más abajo están enrolladas como un ovillo.

Las glándulas sudoríparas apocrinas se encuentran en áreas donde hay crecimiento de cabello. Estas glándulas ganan actividad en la pubertad y pueden tener un olor más fuerte debido a la presencia en esas zonas de flora bacteriana natural de la piel. Las glándulas sudoríparas ecrinas son más abundantes que las apocrinas y se encuentran en la mayoría de las áreas del cuerpo; con mayor concentración en las palmas de las manos y plantas de los pies.

 

Posibles problemas relacionados con el sudor

 

¿Sabías qué…? Casi un tercio de las personas tienen problemas de sudoración diarios

La sudoración excesiva es común y puede iniciarse en cualquier momento. Las personas que sufren de sudoración excesiva acaban adquiriendo comportamientos defensivos como no dar la mano o no levantar los brazos por vergüenza a que se les descubra su “problema”.

También hay personas, que no sufren de sudoración excesiva, pero que consideran que la sudoración y el mal olor pueden resultar incómodos en algunas situaciones. ¿Tengo mal olor? ¿Tengo manchas de sudor en la ropa? La principal preocupación de estas personas es si otros notarán su “problema”.

La sudoración excesiva puede ser de moderada a intensa, esto puede causar grandes manchas de sudor en la ropa, pies húmedos, mal olor o manos mojadas, entre otros. El sudor y mal olor es un problema común que puede afectar a cualquier persona en cualquier momento de su vida. Sin embargo, los cambios hormonales como la pubertad y la menopausia provocan habitualmente episodios de sudoración excesiva.

Lea el testimonio de Gabriel