sudoracion excesiva mujer

Sudoración Excesiva Mujeres

La hiperhidrosis, o sudoración excesiva, es un trastorno que afecta a un gran número de mujeres en todo el mundo. La sudoración no tiene por qué estar relacionada con el aumento de la temperatura o con la práctica de ejercicio físico. Es en estos casos cuando puede interferir de manera negativa en el estilo de vida habitual de la mujer.

Esta sudoración puede afectar a toda la superficie de la piel, intensificándose en zonas concretas como son las axilas, manos, pies, así como sudoración genital. Cuando se trata de una sudoración frecuente, existen tratamientos que se pueden poner en práctica para controlar el problema.

La sudoración excesiva se produce de forma similar en ambos sexos. Las zonas afectadas, las situaciones en las que tiene lugar, y la manera de presentación del trastorno de hiperhidrosis no difiere demasiado en hombres o en mujeres.

Sin embargo, hay una causa que puede determinar la sudoración excesiva en mujeres, y que no se presenta en hombres. Estamos hablando de los cambios hormonales; principal causante de los sofocos y sudoración propios de algunas etapas de la vida de la mujer.

Cuando el nivel de sudoración se considera por encima de lo normal, la mujer puede llegar a sentir incomodidad. Sudar demasiado tiene consecuencias psicológicas en la mayoría de las mujeres, sintiendo angustia social y perturbando su vida diaria.

Causas de sudoración excesiva en mujeres

En la actualidad no se conocen con certeza todas las causas de hiperhidrosis. Hay personas que podrían tener una predisposición genética, y otros casos en los que el ambiente y el estilo de vida da lugar a los síntomas que molestan a muchas mujeres.

Algunos de los factores más importantes tienen un fundamento emocional. Cuando una mujer se enfrenta a una situación de estrés, tensión mantenida o ansiedad, las glándulas sudoríparas se activan, con una mayor producción de sudor.

Se trata de un mecanismo de defensa que se pone en marcha de manera natural si la temperatura del cuerpo asciende por encima de lo habitual. La disfunción aparece cuando la cantidad de sudor producida por las glándulas sudoríparas es muy elevada, agravando la hiperhidrosis y otros problemas relacionados, como el mal olor o las infecciones en la piel.

Hiperhidrosis y cambios hormonales

Concretamente en la mujer, una sudoración excesiva puede deberse al cambio hormonal que aparece en etapas clave como la pubertad o la menopausia. Los estrógenos, las hormonas femeninas por excelencia, interfieren en la actividad del hipotálamo, centro regulador de la temperatura corporal.

Una variación de la temperatura del cuerpo activa rápidamente el mecanismo de sudoración, provocándose lo que se conoce como sofocos o bochornos. En la menopausia es frecuente que se produzca la sudoración nocturna en mujeres, principal motivo de falta de descanso en esta etapa cuando los sofocos son muy intensos.

Además de la menopausia, la mujer puede padecer de sudoración excesiva a lo largo de su vida. La variación hormonal va acompañada de una mayor o menor sudoración, incluso cuando este problema no se había manifestado con anterioridad.

¿En qué zonas es más usual la sudoración excesiva en mujeres?

La hiperhidrosis femenina se suele dar en dos zonas con mayor frecuencia. Si bien el exceso de producción de sudor afecta en la mayoría de los casos a toda la piel del cuerpo dónde se encuentran glándulas sudoríparas, el mayor problema se aprecia en dos zonas en concreto:

  • Hiperhidrosis axilar: Es la sudoración más frecuente en la mujer, muy molesta para quién la sufre. Se puede apreciar a simple vista con grandes manchas de humedad en la ropa. El mayor problema se da cuando la piel en contacto constante con la humedad se ve dañada.
  • Hiperhidrosis palmar: Alrededor del 3% de las mujeres sufre una sudoración excesiva en las manos. Es otra de las más comunes, ocasionando problemas de autoestima en mujeres de todas las edades.

Con frecuencia, muchas mujeres padecen de hiperhidrosis en otras zonas del cuerpo como las plantas de los pies, las ingles, y pliegues propios del cuerpo femenino como la zona baja del pecho, bajo los glúteos o detrás de las rodillas.

¿Cómo evitar la sudoración excesiva en las axilas en las mujeres?

La sudoración excesiva en axilas en mujeres es fácil de tratar. Hay múltiples tratamientos muy efectivos para controlar la hiperhidrosis femenina, siempre que no exista ningún problema de salud de base.

Un tratamiento completo comienza por prevenir la sudoración, vistiendo prendas frescas y tejidos transpirables que permitan una correcta regulación de la temperatura corporal.

Evitar el consumo de comidas picantes, el alcohol, café, bebidas excitantes y tabaco, es otro gran paso. Junto con un estilo de vida libre de estrés y una buena higiene corporal, la hiperhidrosis deja de ser un problema para la gran mayoría de mujeres que presentan cambios hormonales.

Un diagnóstico médico adecuado ayuda a descartar problemas tiroideos, niveles elevados de glucosa en sangre, y otras afecciones metabólicas, que suelen ir acompañadas de un cuadro clínico dónde la sudoración excesiva es uno de los síntomas principales.

Combatir la hiperhidrosis en mujeres con Perspirex

Perspirex es un producto que, aplicado sobre la piel, ayuda a controlar la sudoración excesiva de una manera natural. Basta con aplicarlo una sola vez para notar los efectos, te olvidarás del sudor entre 2 y 5 días, en situaciones de estrés o en la vida diaria.

Cada mujer presenta un tipo de transpiración diferente. Para estas situaciones, Perspirex tiene una solución concreta que se adapta a todas las pieles y necesidades. Desde Perspirex Comfort, apto para pieles más delicadas y problemas de sudor y olor normales, hasta Perspirex Strong, que ofrece una protección más prolongada y es una solución eficaz para problemas más graves de sudoración excesiva.

Basta con aplicar el producto sobre la piel limpia y seca. Con una fina capa es suficiente para controlar el sudor de axilas y otras zonas del cuerpo. El control de la transpiración se puede hacer entre 1 y 2 veces por semana, con una durabilidad que varía según el nivel de sudoración de cada mujer.

La sudoración excesiva en mujeres tiene fácil solución. Perspirex es un antitranspirante de alto rendimiento que se adapta a todas las situaciones, incluso contra los problemas de sudoración más difíciles en cualquier etapa de la vida de la mujer.

Pregunta al Experto

Síguenos

Suscríbete a nuestra Newsletter:

Newsletter

Caja en el footer para el email.